ansia


También se encuentra en: Sinónimos.

ansia

(Del lat. vulgar anxia < anxius, ansioso.)
1. s. f. Sensación de deseo intenso esperaba con ansia que los resultados se hicieran públicos. afán, anhelo
2. Angustia, inquietud del ánimo. desazón, desasosiego
3. s. f. pl. Náusea, gana de vomitar se levantaba todas las mañanas con ansias y mareos.

ansia

 
f. Congoja o fatiga que causa en el cuerpo la inquietud o agitación violenta.
Angustia o aflicción del ánimo.
Anhelo.
pl. Náuseas.

ansia

('ansja)
sustantivo femenino
1. anhelo o deseo profundo Manifiesta una gran ansia por superarse.
2. despreocupación desasosiego y zozobra causados por situaciones peligrosas Expresa su ansia con una gran fatiga corporal.
Sinónimos

ansia

sustantivo femenino
2 aflicción, zozobra, congoja, angustia, tribulación, deseo. despreocupación, tranquilidad.
Cuando en el ansia predominan los sentimientos penosos, llega a desaparecer u oscurecerse la idea de deseo, y la línea sinonímica tiende hacia los significado de aflicción, zozobra, congoja, angustia y tribulación.
Traducciones

ansia

SF
1. (= anhelo) → yearning, longing
ansia de libertad/amoryearning o longing for freedom/love
ansia de poder/riqueza/conocimiento/aventurathirst for power/wealth/knowledge/adventure
el ansia de superaciónthe will to outdo oneself
el ansia de vivir la ayudó a recuperarsethe will to live helped her to recover
el ansia de placeresthe desire for pleasure
tenía ansias de verlahe was yearning o longing to see her
comer con ansiato eat ravenously
beber con ansiato drink thirstily
besarse con ansiato kiss hungrily
mirar con ansia a algnto look longingly at sb
2. (= ansiedad) → anxiety, worry; (= angustia) → anguish
3. ansias (= náuseas) → nausea sing
tener ansiasto feel sick o nauseous

ansia

f (frec. pl) craving, desire; anxiety; — de nicotina craving for nicotine
Ejemplos ?
Yo espero con ansia la confirmacion de este importante suceso, y los pormenores que hayan acompañado á aquella para manifestarlos á V.
¡Cómo! —gritaron con desespero, con ansia infinita, con pavor fecundo... Y sus voces se perdieron en la inmensidad como un ruego...
Mejor le fuera caminar desnudo que la indigna coraza llevar puesta, o que embrazar el detestado escudo o traer la escarnecida enseña expuesta; mas esto hacer por ir tras ambos pudo, pues fue del ansia la razón depuesta.
El humilde piensa en la grandiosidad de las riquezas y el privilegiado en la magnífica y fructífera lid de ganar el pan con trabajo, con esfuerzo, con ansia amorosa...
¿Pero no se encontrará uno que diga: he aquí un anciano, que no pudiendo ya alargar su existencia naturalmente, tan ciego está por el ansia de vivir, que no ha dudado, por conservar la vida, echar por tierra las leyes más santas?
Hay un largo silencio. María Antonieta se pasa las manos por la frente y respira con ansia. Poco a poco se tranquiliza: En sus ojos hay una resolución desesperada cuando me dice: —Xavier, voy a causarte una gran pena.
Y si son estrechos y pobres los recursos que tiene para alargar la vida, tomará la razón en pago, y sin angustia ni ansia de lo que sobre, pagará la deuda del vientre y de abrigo a las espaldas, y se reirá con toda seguridad y alegría de los acaparamientos y competencias de los ricos deslumbrados tras las riquezas.
Otra vez a nadar, con el ansia de la desesperación, incorporándose en la cresta de las olas para ver más lejos, yendo tan pronto a un lado como a otro, agitándose siempre en un mismo círculo.
(139) Y vió una vez fascinado, Miró luego respetuoso, Amó despues silencioso Y amó con ansia despues; Primero dispuso fiestas, Luego presentes y galas, Y al fin de su amor en alas Cayó sin fuerza á sus pies.
Y en ella fijos con ansia los ojos y el pensamiento, la gloria por un momento en su delirio gozó, mientras aquella divina aparición deliciosa de la bella religiosa ante su vista duró.
Pasaba el juez muchas hojas Que probablemente eran Aquellas que no alcanzaba Su mezquina insuficiencia. Pero con ansia indecible Se apoderaba de aquellas Que escritas en castellano Suministrábanle ideas.
Abajo Montero inmóvil permanece en las tinieblas, y arriba por los resquicios ella la vista endereza. Él, allá abajo inmutable como una estatua de piedra: ella arriba con ansia, toda arrobada de atenta.