animales racionales

Traducciones

animales racionales

animali ragionevoli
Ejemplos ?
Doctrina de la racionalidad de los individuos. La característica principal de los seres humanos es que son animales racionales. Las personas actúan —o consiguen sus objetivos— más efectivamente cuando lo hacen de acuerdo a la razón (ver Racionalismo y Empirismo).
Algo muy normal para los animales racionales visto de esta manera, que al igual que ciertas máquinas, a veces, tengamos tanto ciertas actitudes, como ciertas capacidades degradadas o "viciadas" o simplemente muy poco desarrolladas, en el sentido de que el "Tic" cartesiano es proporcional a un tipo de conciencia cognoscitiva que puede o superarse o cristalizarse en función de que cognitemos a más o a menos; es decir en función de que le dediquemos más o menos tiempo al desarrollo de nuestra conciencia y entendimiento tanto personal como del mundo.
Aristóteles desarrolló la popular idea de la racionalidad, argumentando que los hombres eran «animales racionales», y como tales, tenían el poder natural del raciocinio.
Geach defendía la posición tomista en el sentido que los seres humanos son esencialmente animales racionales, cada uno creado en forma milagrosa.
Solo o en compañía de otros (1991) El Lute (camina o revienta) (1987) Crimen en familia (1985) Cuando los maridos se iban a la guerra (1976) Flor de santidad (1973) Barrio Sésamo (1983-1986) La huella del crimen El crimen del Capitán Sánchez (19 abril 1985) Ramón y Cajal Cajal en Cuba (16 febrero 1982) Mujeres insólitas La viuda roja (22 marzo 1977) Novela La hija del mar (9 febrero 1976) El hombre de los aplausos (10 enero 1977) Silencio, estrenamos 14 agosto 1974 Estudio 1 Al César lo que es del César (26 octubre 1973) La dama duende (14 febrero 1979) Rosas de otoño (7 marzo 1979) La serrana de la vera (10 marzo 1981) Animales racionales Nuestros amigos irracionales (23 mayo 1973) Obra completa Cuatro encuentros (10 septiembre 1971)
Para teatro colaboró con Mihura en El caso de la mujer asesinadita (1946), además de guiones para comedia en Televisión española, como Consultorio (1961), El tercer rombo (1966), Historias Naturales (1967-1968) o Animales racionales (1972), con Antonio Casal y Manolo Gómez Bur.
Así como no puede negarse que descienden éstos de aquel hombre primero, así también cualesquiera gentes que cuentan se han descaminado en cierto modo con la diversidad de sus cuerpos del usado curso de la naturaleza, que los más o casi todos suelen tener, si es que les comprende la definición de animales racionales y mortales, debemos confesar que traen su origen y descendencia de aquel primer hombre, aunque sea verdad lo que nos refieren de la variedad de aquellas naciones y de la diversidad tan grande que tienen entre sí y con nosotros.
Naturaleza de las esencias divinas y de las almas soberanas, que no pueden conocerse aplicando el criterio lógico Acaso, hermano, digas: «Resulta de lo que has contado respecto de esta visión que las esencias separadas, si pertenecen a un cuerpo eterno e incorruptible, como las esferas, son también eternas; y si pertenecen a un cuerpo corruptible, como los animales racionales, se corrompen también ellas, desaparecen y se aniquilan, según la comparación de los espejos reflectores; porque la imagen no subsiste, sino en cuanto que subsiste el espejo, y si este se corrompe, aquella se corromperá con toda seguridad y se disipará».
Porque, aunque decimos que el lugar medio no es el sumo ni el ínfimo, no podemos decir de igual manera que los demonios, siendo animales racionales, no son bienaventurados ni miserables, como son las planetas y las bestias, que carecen de sentido o razón, sino que los que participan de razón es necesario que sean miserables o bienaventurados.
Pero éstos con quien o contra quienes disputamos, que creen que hay Dios, el cual hizo y crió este mundo y que formó los dioses, por cuyo m dio gobierna y rige el orbe; y que no niegan, antes celebran la potestad que en el mundo obran milagros, ya sean espontáneos, ya se consignen por medio de cualquiera acto y ceremonia religiosa, ya sean también mágicos cuando les proponemos la virtud fuerza maravillosa que existe en algunos seres que ni son animales racionales, ni espíritus que tengan discurso ni razón, como son los citados ante suelen responder: esta virtud y vigor es natural, su naturaleza es de esa condición; estas virtudes tan eficaces son peculiares a las mismas naturalezas.
De la opinión de los que pensaron que Dios era el alma del mundo y que el mundo era el cuerpo de Dios CAPITULO XIII. De los que dicen que sólo los animales racionales son parte del que es un solo Dios CAPITULO XIV.
De los que dicen que sólo los animales racionales son parte del que es un solo Dios Y si se obstinan en sostener la errada máxima de que solamente los animales racionales, como son los hombres, son partes de Dios, no puedo comprender cómo, si todo el mundo es Dios, separan de sus partes a las bestias.