animalejo

animalejo

 
m. Dim. y desp. de animal.
Traducciones

animalejo

SM (= animal) → odd-looking creature, nasty animal; (= bicho) → creepy-crawly
Ejemplos ?
Al principio -hasta hizo fundir una quena para agregarla a la máquina-, los ferroviarios lo miraban como a un bicho (animalejo) raro.
Y el hombre más que gordo, más que calvo y más que feo, como delirando, la contemplaba con embeleso, mientras que el ágil animalejo proseguía en libertad por su ruta.
7, Josué 24, Sap 12.- Es muy digna de consideración la historia de este animalejo ponzoñoso para la declaración literal de la Historia Sagrada en cuatro lugares de la escritura, donde se dice que expelió Dios los indignos e injustos moradores de la tierra de promisión, enviando delante de los hijos de Israel cabrones o (a)vespas que picasen y ahuyentasen a los enemigos del pueblo de Dios.
Los pasageros y marineros de la tripulacióon, que se creían arrebatados por un huracán, y que pensaban haber barado en un baxío, estan todos en movimiento; cogen los marineros toneles de vino, los tiran á la mano de Micromegas, y ellos se tiran despues; agarran los geómetras de sus quartos de círculo, sus sectores, y sus muchachas laponas, y se apean en los dedos del Sirio: por fin tanto se afanáron, que sintió que se meneaba una cosa que le escarabajeaba en los dedos, y era un garrote con un hierro á la punta que le clavaban hasta un pié en el dedo índice: esta picazon le hizo creer que habia salido algo del cuerpo del animalejo que en la mano tenia...
Es indecible la confusión y algarabía; los chillidos de don Juan, que tenía un miedo cerval a las ratas; las carreras de los tertulianos para atrapar al animalejo, los brincos y fuga desesperada de éste; sus ascensiones a los muebles más altos; su refugio tras de una cortina; su trágica muerte a espadín, que fue el arma que más pronto se hubo a mano en el arsenal del señor Boina...
Volvíla a mirar con respecto y con enojo, y dije entre mí: Si yo os cogiera, animalejo ruin, en la calle, o no hiciera caso de vos o os hiciera pedazos entre los dientes .
Si el excesivo anhelo de vivir a toda costa era género de concupiscencia, no había en la creación animalejo más concupiscente que aquel miserable comino que le parecía un diamante al señor Protocolo.
Me sentí sobrecogido de terror, que a cada instante aumentaba, cuando de pronto vi dibujarse una comadreja, que se detuvo frente a mí, lanzándome una mirada tan penetrante, que aquel animalejo me heló la sangre en las venas: tan atrevido se presentó.
Jugando con un diminuto perrillo de lanas que parecía una bola de cardado y crespo algodón, oyó Casilda las extremosas palabras del vecino, y así que éste acabó de formular su súplica, la viuda, halagando al gracioso animalejo por quien se trocaría de muy buena gana don Zoilo, respondió categóricamente: -A la verdad, lo que usted me propone, para penitencia es atroz, y para ganar la gloria puede que no baste.
Los cuales vocablos latinos que tradujo la versión Vulgata, y los que le responden en los originales hebreos y griegos, significan este animalejo que conocemos y llamamos avispa, y algunos intérpretes, particularmente San Agustín, dudaron si se habría de entender en aquellos lugares a la letra, en significación propia, o si significaba por translación con este vocablo la fama y rumor de los milagros espantosos de Dios y número y valentía de los israelitas, que precedió volando como avispa y picando y acobardando los ánimos de los cananeos, para que fuesen fáciles de combatir y de vencer.
El coyote se puso listo y astutamente se deslizó hasta donde se encontraba el negro animalejo y de un salto lo atrapó y le sirvió de estupendo manjar.
Este animalejo es muy astuto y siempre que se ve irremediablemente perdido, finge estar muerto y cuando menos se lo espera uno, salta a toda velocidad y huye, o da unos mordiscos tan fuertes que quien se descuida puede perder hasta los dedos o un buen trozo de su carne.