Ejemplos ?
Otras veces eran anécdotas infantiles y chistosas sin otro objeto que el de hacerlo reír para admirar su rostro de ángel en la plenitud de la animación.
Y, ¡cosa rara!, esas noches se aburrían de lo lindo, bostezaban, y se miraban mucho menos! Faltaba la competencia, la animación, ¡qué sé yo!
la hora en que él cruzó el pórtico del templo lucían las estrellas con vivo centellear en el profundo azul, saturaba la primavera de trépidos y aromosos efluvios el ambiente, hallábanse las calles concurridas, rebosando animación, y los transeúntes cuchicheaban a media voz, fluctuando entre el recogimiento de las recientes plegarias y la expansión bulliciosa provocada por aquella blanda y halagüeña temperatura de abril.
El estilo de usted es claro y elegante, y narra usted los hechos con lógica y con encanta- dora sobriedad, sin que la sobriedad perjudique en lo menor á la animación del relato.
El aromo, la flor de narango, el paraíso, la acacia de los jardines, la rosa, el jazmín, la diamela, en fin, todas cuantas fragantes flores existen en el mundo, y necesitan la mano del hombre, y del hombre cultivador para vivir y producir, tienen vida, animación, procreación, en aquel vergel delicioso, sin más cuidado que el riego natural y permanente de sus correntosos ríos, la pureza del clima, y suaves y vivificadores rayos de un sol meridional.
Luego, poco a poco fue cesando el ruido y la animación...
El diálogo de los soldados, por ejemplo, en el canto segimdo, carece de animación y ligereza enqerrado en la cárcel majestuosa de los endecasílabos y eptasílabos.
Conforme transcurre 1959, se observa mayor animación en la inversión interna del sector privado, así como el viraje completo de la tendencia a concertar operaciones financieras en divisas extranjeras.
Procuraréis de que los dichos españoles ni otras personas cosa ninguna de los susodicho a los dichos indios, si no fuere y están en cantidad de cuatro pesos y cosas para su vestuario, y esto que sea en vuestra presencia; y en los casos que vos no pudieredeis remediar me daréis noticia para que yo provea la dicha justicia a que todo lo que dicho es y lo a ello anexo y dependiente; y para que podáis traer vara de la real justicia, os doy animación en forma...
Los mismos personajes, el mismo lujo, los mismos empellones en la puerta, la misma animación en el atrio, la multitud en el templo...
Y saboreaban la compota, con su gusto de canela, su color simpático rosa intenso. En los vasos, el jerez lucía un instante, y su sangre, trasegada a las venas de la familia, era animación y gozo.
No suelo concurrir a muchos tes; pero un instinto me decidió a aceptar éste. El corazón me brincó al ver que estaba allí Martirio, a quien Sabino hablaba con festiva animación.