Ejemplos ?
En la nerviación abierta todas las venas acaban en el limbo de las hojas o en sus márgenes, sin anastomosarse (sin encontrarse entre ellas).
La inferior se da gracias a la rama pancreática dorsal de la arteria esplénica que al anastomosarse con parte de la pancreaticoduodenal inferior genera la arteria pancreática transversa inferior.
En el corte transversal las osteonas tienen forma redondeada oval y también irregular, en ocasiones son ramificadas y pueden anastomosarse entre sí.
No obstante, en algunos individuos la contribución de la arteria radial podría estar ausente, y en su lugar anastomosarse la arteria cubital con la arteria principal del pulgar (arteria pinceps pollicis), la arteria radial del índice (arteria radialis indeces), o la arteria mediana, las dos primeras de las cuales son ramas de la arteria radial.
Por encima del manubrio esternal, las venas yugulares anteriores derecha e izquierda suelen anastomosarse en la línea media para dar el arco venoso yugular del espacio supraesternal.
Los laticíferos no articulados o apocíticos están compuestos por una única célula alargada que se extiende desde la raíz de la planta hasta las hojas (pudiendo llegar en algunas ocasiones hasta la cutícula, como en Ficus) sin anastomosarse, mediante intrusión en los espacios intercelulares.
El tronco celíaco da lugar a la arteria gástrica izquierda, que recorre la curvatura menor hasta anastomosarse con la arteria gástrica derecha, rama de la arteria hepática propia (que sale de la arteria hepática común, rama del tronco celíaco); estas dos arterias llegan a formar lo que es la coronaria gástrica superior.
Puede terminar en la parte inferior del surco interventricular inferior (posterior) o bien anastomosarse con la arteria interventricular anterior que a su vez es una rama de la arteria coronaria izquierda.
De la arteria hepática común surge también la arteria gastroduodenal, que da lugar a la arteria gastroepiploica derecha que recorre la curvatura mayor hasta anastomosarse con la arteria gastroepiploica izquierda, rama de la arteria esplénica (que proviene del tronco celíaco); estas forman lo que es la coronaria gástrica inferior.
Una rama asciende entre las largas cabezas laterales del tríceps braquial para anastomosarse con la arteria circunfleja humeral posterior; la arteria colateral medial, otra rama, desciende por la cabeza medial del tríceps y contribuye a la formación de la anastomosis que existe sobre el olécranon; y, por último, la arteria colateral radial discurre por detrás del tabique intermuscular lateral del brazo hacia el dorso del epicóndilo lateral del húmero, donde se anastomosa con la arteria recurrente interósea y la arteria colateral ulnar inferior.