analcima

analcima

  [Si2AlO6Na·H2O]
f. mineral. Tectosilicato del grupo de las ceolitas.
Ejemplos ?
Es el equivalente con cesio del mineral analcima (Na(Si 2 Al)O 6 ·H 2 O), con el que forma una serie de solución sólida en la que la sustitución gradual del cesio por sodio va dando los distintos minerales de la serie.
El principal uso es la explotación como material bruto en la industria del vidrio. Analcima Son aquellos feldespatoides que incluyen aniones extraños además del silicato, como son: Cancrinita: (Na,Ca) 7-8 (Al 6 Si 6 O 24) (CO 3 SO 4) 1,5-2 ·5H 2 O Hauyna: (Na,Ca) 4-8 Al 6 Si 6 (O,S) 24 (SO 4,Cl) 1-2 Lazurita: (Na,Ca) 7-8 (Al,Si) 12 (O,S) 24 (SO 4),Cl 2,(OH) 2 Noseana: Na 8 Al 6 Si 6 O 24 SO 4 ·H 2 O Petalita: LiAlSi 4 O 10 Sodalita: Na 8 Al 6 Si 6 O 24 Cl 2 Lista de minerales Feldespatos Magma
Una de las principales características de la analcima es que se trata de uno de los pocos minerales que posee un tipo especial y casi propio de cristales.
La espectacularidad de algunos cristales de analcima (pueden alcanzar el tamaño de un puño) ha hecho que la mineralogía y el coleccionismo sean los ámbitos en los que mayor reconocimiento ha alcanzado este mineral.
La presencia de poros y canales en el interior de la estructura cristalina de la analcima permite su empleo en determinados procesos químicos, donde actúan como filtros o tamices moleculares.
Uno de los procesos en los que tanto este mineral como otras zeolitas son empleados con cierta frecuencia es la eliminación de moléculas de agua en las mezclas de hidrocarburos derivados del petróleo. La analcima es un buen fertilizante y descontaminante del suelo.
Sin embargo, no son éstos los únicos usos de la analcima. Ha sido en las últimas décadas cuando más se han desarrollado sus aplicaciones industriales.
Aunque la analcima es un mineral incoloro, no es raro encontrar ejemplares blancos o con débiles tonalidades verdes, grisáceas o rosadas, a causa de las impurezas.
La composición química de la analcima, al igual que su aspecto externo, es similar a la de otro mineral, la leucita, y lo mismo sucede con las zonas en las que aparece.
En efecto, únicamente los granates y la leucita formada a altas temperaturas comparten con la analcima la singularidad de la cristalización en forma de trapezoedros.
La analcima pertenece a la amplia subclase de los tectosilicatos y es un mineral típico de las rocas volcánicas, donde aparece recubriendo, con grandes y llamativos cristales, las paredes de las cavidades que se forman en este tipo de rocas.
Su uso en agricultura y ganadería es muy amplio: se emplea en como nutriente para el crecimiento del ganado y también en acuicultura para combatir los hongos y bacterias. -Si se calienta un cristal de analcima en una probeta, desprende vapor de agua con gran rapidez.