Ejemplos ?
El Museo, ubicado en la Plaza Zaragoza 2 en el centro, cuenta con tres cuartos amueblados donde se presentan pinturas de sus familiares o paisajes de Jiquilpan y sus alrededores, tapices, esculturas y varias fotografías.
La más nueva se situará en un edificio al norte del campus. Se puede elegir entre las habitaciones tradicionales, y el estilo de huéspedes, apartamentos amueblados y de estilo suite.
Cada edificio de YRC aloja a unos 500 estudiantes de los cursos superiores. Los apartamentos, para dos, cuatro o seis personas, están amueblados.
- Apartamentos Amueblados Construido en 1973...
Era normal encontrarlo dando limosna, relacionándose con las personas a las cuales valoraba porque estaban “bien amueblados por dentro” y contemplando la naturaleza que admiraba como obra divina.
Con anterioridad a 2008, a las mujeres no se les permitía entrar en los hoteles o apartamentos amueblados sin un acompañante, chaperón o “mahram”.
Un pabellón fue construido en el patio específicamente para contener los revestimientos de madera preciosos de una mansión del siglo XVIII. Algunos cuartos amueblados en el estilo Luis XVI liejés se utilizan para las funciones.
Éste aloja los apartamentos de M. y M me Kröller-Müller ricamente amueblados y decorados, frente a un gran estanque. Imagen:HogeVeluweLandscape2007 05 09Lamiot.jpg Paisaje abierto, rico en musgos y líquenes Imagen:HogeVeluwe2007 05 09Lamiot2.jpg Paisaje abierto, en suelo pobre, modelado por el viento Imagen:Sand Area Hoge Veluwe.jpg El paisaje del mar de arena recuerda ciertas zonas subsahelianas Imagen:Zandverstuiving hoge veluwe 4.jpg Extensión arenosa, parte centro noroeste del parque (nl, de, en) (nl, en) Hoge Veluwe
Diez de los edificios originales están completamente restaurados y amueblados, incluyendo la iglesia, tiendas, cuartos, y herrería.
Tuvo casa para el santero y para el capellán actualmente convertidos en amplios salones que se conservan restaurados y amueblados.
Bebió también algunas copas de vino, y ya con nueva audacia abandonó la sala y recorrió varios espaciosos aposentos, magníficamente amueblados.
Un muro de treinta pies de altura lo rodea también, más allá del muro un foso lleno de agua y muy profundo defiende todavía un último recinto que forma una galería circular, una poterna baja y angosta penetra finalmente en un gran patio interior alrededor del cual se levantan todos los alojamientos; estos alojamientos, vastos y muy bien amueblados tras los últimos arreglos, ofrecen en el primer piso una gran galería.