Ejemplos ?
El segundo día lo mismo, El tercero y el cuarto, ¡ Trabajo en vano! El dueño no entendía, Les amonestaba, Luego amenazaba, ¡ Que entrarán vivos En el mismo fundamento !
Los días se deslizaban iguales, siempre tristes; ella no tomaba parte en nada de lo que ocurría en el convento, apenas sabía los nombres de las religiosas, y cuando la abadesa la amonestaba por alguna involuntaria distracción, oía sus palabras sin sentimiento por la ligera falta cometida, en la que incurría de nuevo muchas veces.
Igual era el origen de ambas deidades y uno mismo su linaje, pero Zeus había nacido primero y sabía más; por esto Poseidón evitaba el socorrer abiertamente a aquéllos; y transfigurado en hombre, discurría, sin darse a conocer por el ejército y le amonestaba.
La fortaleza, Atenea y Hera te la darán si quieren; tú refrena en el pecho el natural fogoso —la benevolencia es preferible— y abstente de perniciosas disputas para que seas más honrado por los argivos viejos y mozos. Así te amonestaba el anciano y tú lo olvidas.