amatista


También se encuentra en: Sinónimos.

amatista

(Del lat. amethystus < gr. amethystos.)
s. f. MINERALOGÍA Variedad de cuarzo cristalino de color violeta, translúcido, que se usa en joyería como piedra preciosa.

amatista

 
f. Variedad de cuarzo cristalizado de color violeta; se usa en joyería.
amatista oriental Corindón violado.

amatista

(ama'tista)
sustantivo femenino
cuarzo cristalizado de color violeta La amatista se usa en joyería.
Sinónimos

amatista

sustantivo femenino
Traducciones

amatista

améthyste

amatista

amethyst

amatista

ametista

amatista

Amethyst

amatista

amethist

amatista

ametista

amatista

الجمشت

amatista

ametyst

amatista

АМЕТИСТ

amatista

Ametyst

amatista

Ametyst

amatista

자수정

amatista

SFamethyst
Ejemplos ?
El primer fundamento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda; 20 El quinto, sardónica; el sexto, sardio; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el nono, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista.
Sangra un puñal asesino en la encrucijada obtusa; y cual Tornera Reclusa, abre –entre sordos cuidados– las puertas, con solapados llavero agrios, la Intrusa! Su hisopo sacramental vierte en el lago amatista, el sauce como un Bautista en gesto sacramental...
Al verme las damas que ocupaban el estrado suspiraron, y el Colegial Mayor se puso en pie: -Permítame el Señor Capitán que le salude en nombre de todo el Colegio Clementino. Y me alargó su mano carnosa y blanca, que parecía reclamar la pastoral amatista.
En la colcha de seda de la cama estaban bordadas amapolas pálidas, como si el sueño las hubiera dejado escapar de las fatigadas manos, y altos junquillos de marfil estriado sostenían el dosel de terciopelo, del cual subían, como espuma blanca, grandes plumas de avestruz, hasta la plata pálida del calado techo. Sobre la mesa había un ancho tazón de amatista.
Tome usted un pellizco de rapé, doctor, y confiese que en el ejemplo que usted puso me he anotado yo un tanto a mi favor. Me alargó su caja de oro viejo para el rapé, con una gran amatista en el centro de la tapa.
No pude recordar dónde lo había perdido. Era un anillo antiguo: Tenía el escudo grabado en amatista, y había pertenecido a mi abuelo el Marqués de Bradomín.
Es un pájaro que brilla a la luz, como las cabezas de los colibríes, que parecen piedras preciosas, o joyas de tornasol, que de un lado fueran topacio, y de otro ópalo, y de otro amatista.
Yo repuse con señoril condescendencia, como si fuese un capellán de mi casa el Obispo de la Seo de Urgel: —¡Bien hallado, Ilustrísimo Señor! Y con una reverencia más cortesana que piadosa, besé la pastoral amatista.
Invadía el sol con su radiante oleada de luz la mitad de la calle de Huerto de Monjas, calle estrecha y de humildes edificios, decorados casi todos en rejas y balcones por tiestos y macetas, donde a la esplendorosa luz de la mañana fulgían como rubíes los geráneos, las dalias rojas como perfumados purpurinos panales, y como de amatista las campánulas que salpicaban los verdes faldellines de las flotantes enredaderas.
El mar era extendida tela de un azul puro, refulgente; allá a lo lejos, los montes adquirían tonos de amatista, y los escollos, que otros días tenían un negror sombrío y tétrico, eran, bajo las últimas caricias del sol, de un rojo de caoba, veteado del verde de las vegetaciones marinas.
Había muerto el profesor avinagrado y pesimista; guardaba su tez el livor de unos reflejos amatista; y en aquella cámara ardiente lloraban por el corifeo los discípulos del ingente filósofo bilioso y feo.
¡Más artista y más crédula la humanidad de otros tiempos, os revistió con el sagrado carácter de amuletos y mezcló a la sensual delicia que esparcen vuestras luces la veneración por vuestros mágicos poderes, diamantes conjurados de las maldiciones y los venenos, zafiro que preservas de los naufragios, esmeralda que ayudas los partos difíciles, rubí que das la castidad, amatista que evitas la embriaguez, ópalo que te empalideces si la Idolatrada nos olvida!