alumnado


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con alumnado: hato

alumnado

s. m. ENSEÑANZA Conjunto de alumnos de un centro de enseñanza el alumnado de esta escuela es muy selecto.

alumnado

(alum'naðo)
sustantivo masculino
conjunto de estudiantes de una institución o comunidad el alumnado del colegio
Sinónimos

alumnado

sustantivo masculino
Traducciones

alumnado

Studenten

alumnado

étudiants

alumnado

studenten

alumnado

estudantes

alumnado

studentów

alumnado

φοιτητές

alumnado

студенти

alumnado

学生

alumnado

學生

alumnado

studenti

alumnado

studerende

alumnado

学生

alumnado

학생

alumnado

studenter

alumnado

นักเรียน

alumnado

SM
1. (Univ) → student body (Escol) → roll, pupils
2. (LAm) (= colegio) → college, school
Ejemplos ?
Esto me ha llevado a considerar, desde hace muchos años, que sólo a través de una práctica social y creativa del lenguaje en todas sus facetas, funciones y ámbitos de uso, es posible impulsar una educación sígnica plena para el alumnado.
¡Qué mejor que una clase de español convertida en el activo placer de la lengua, donde las expresiones artificiosas para una gramática artificial cedan su puesto al habla y a la escucha vitales entre diálogos argumentativos, exposiciones motivadoras, lecturas significativas y, de una multitud de técnicas creadoras y estrategias cognitivas más, se aterrice en la construcción de objetos lenguajes satisfactorios para las exigencias comunicativas del alumnado y del magisterio; objetos semióticos donde el ser humano oprimido por la demagogia comercial, sienta su renacimiento neohumanístico como entidad cultural plena y en constante realización: un yo que piense más en el nosotros y redescubra los valores trascendentales de la vida humana.
Ordenar la asistencia del personal docente, administrativo y/o alumnado a actos públicos de proselitismo político de cualquier naturaleza; l.
Desde los años sesenta la Secretaría de Educación Pública de México propuso un enfoque activista donde el aprender haciendo demarcaba las acciones pedagógicas del alumnado; a mitad de los setenta una búsqueda de aprendizaje activado por objetivos quería centrar lo que los educandos debían saber en un estilo neo conductista y donde se daba paso a las teorías de la lingüística estructural de entonces.
El maestro o maestra guiarán o mediarán la flexibilidad interpretativa del alumnado y a través de secuencias didácticas adecuadas para la situación significativa y comunicativa de la clase, promover las capacidades creativas de sus usuarios.
Por ello, se les ha calificado de didácticos, ya que desarrollan procesos de metacognición, o reflexiones sobre la práctica, para que el alumnado tome conciencia de cómo aprende y de lo que aprende; de cuándo y por qué aprende, además de darse cuenta de para qué aprende y de la proyección de sus aprendizajes logrados como individuo competente en su comunicación con la sociedad que lo requiera.
El Foco Introductor arranca con cuestionamientos en torno al tema vital emanado del mundo de significaciones y de experiencias del alumnado en relación con un contexto emergente, se apoya en los saberes personales y previos de los estudiantes; crea dudas y retos cognitivos; se desenvuelve por medio de transacciones conversacionales que mediante negociaciones de significados llegan a la interacción simbólica que genera variables en el Foco Expansor.
Se trata de la cauta y virtuosa intuición de saber seleccionar de entre su alumnado, a aquellos que responden a las esperanzas creativas del maestro para encauzarlos en el progreso de sus propias habilidades o gustos científicos, técnicos, filosóficos o artísticos.
Y si cada educador se rodeara, al término del alumnado, y de manera libre, solidaria, responsable y creativa, por empatía como escudo, con sus exalumnos, éstos quedarían convertidos gradualmente, de acuerdo con sus niveles de investigación y creación en sus discípulos, quienes a su vez, con el tiempo, generarían un mayor discipulado al convertirse entonces en maestros.
Con ello pretendía, y aún prosigo, contribuir desde tal asignatura a lograr escuelas creativas, a veces denominadas hoy, de calidad, pues sin una fuerte habilitación en las competencias sígnicas del alumnado los procesos cognitivos eficaces pueden malograr el proyecto personal y social de la educación para el siglo XXI.
SEIS La teoría de las necesidades básicas humanas como un fundamento psicopedagógico para una educación neohumanística, discutida por serios investigadores, ha demostrado que cuando la práctica educativa las toma en cuenta, el alumnado...
También impulsan al alumnado a ponerse en contacto con la multimedialidad y la hipertextualidad que ofrecen las tecnologías actuales de la información y de la comunicación, que constituyen hoy, también prácticas sociales del lenguaje cotidianas.