altivez


También se encuentra en: Sinónimos.

altivez

s. f. Actitud orgullosa, soberbia del que se cree superior a los demás, en especial en relación con la manera, los modales y las palabras con que aquélla se expresa nuestros halagos abonaban su altivez. arrogancia
NOTA: En plural: altiveces

altivez

 
f. Orgullo, soberbia, arrogancia.

altivez

(alti'βeθ)
sustantivo femenino
sentimiento de superioridad de una persona frente a los demás Miraba con altivez a sus contrincantes.
Traducciones

altivez

SF altiveza SFhaughtiness, arrogance
Ejemplos ?
Juraría que eran ellos, pues olían a abeto. Me dieron muchos recuerdos para ti. ¡Llevan tan alta la cabeza, con tanta altivez! -¡Ah!
Su espécimen fue el gaucho, mezcla de nobles cualidades de altivez, fortaleza, espíritu igualitario y de camaradería, etc., y de los graves defectos de la inconstancia, haraganería, insensibilidad sanguinaria y falta de visión de una patria grande.
El fúnebre aspecto de un individuo deslizaba sus aristrocracias por la concurrida y transitada avenida, ancha y alegre. Su altivez andante dejaba ver con descaro la insinuación de quienes se muestran superiores, aunque no lo sean.
Me he esforzado, sin presumir haberlo conseguido, en presentar un tipo que personificara el carácter de nuestros gauchos, concentrando el modo de ser, de sentir, de pensar y de expresarse, que les es peculiar, dotándolo con todos los jue- gos de su imaginación llena de imágenes y de colorido, con todos los arranques de su altivez, inmoderados hasta el crimen, y con todos los impulsos y arrebatos, hijos de una naturaleza que la educación no ha pulido y suavizado.
El conde entró en los salones del Círculo alta la frente, arrogante el paso, saludando a los amigos con una sonrisa fina y alegre, mezcla de altivez y frivolidad.
Y él marchaba entre esta compasión muda y sonriente, sin percatarse de ella, abroquelado en su altivez, tomando por admiración lo que era simpatía dolorosa, obligado a penosos fingimientos para conservarse en el mismo ambiente de años antes, creyendo engañar a los demás, sin otro resultado que engañarse a sí mismo.
Desde este fatal momento Y desque oyó tal respuesta, Fué la inquietud manifiesta (190) Del desconsolado juez: Y á su confesor llamando Para acallar su conciencia Acudió á la penitencia Humillando su altivez.
Naturalmente que el éxito de esta fórmula, que consagra desde luego el respeto de Rivadavia a las leyes vigentes, dependía de la Junta de Representantes, de su altivez y valor cívico; del concepto de sus miembros respecto al valor de la propia investidura de diputados de la soberanía oriental… Ellos podían negarse a votar la deposición de Lavalleja, debían hacerlo resueltamente si se sentían – por encima de sus pasiones – representantes del pueblo oriental, cuya independencia aquél había promovido y defendía en todo terreno.
Lejos de eso: hasta sus excentricidades y sus frecuentes arranques de insubordinación, nacidos de la altivez cerril de su carácter, me son simpáticos.
Desde luego es de esperarse que en las circunstancias actuales usted encontrará, señor Presidente, la manera de arreglar los conflictos pendientes con los petroleros americanos e ingleses y aun con el Gobierno de los Estados Unidos, que a últimas fechas había intervenido indebidamente en contra de nosotros en ese negocio. Quizá también la misma Inglaterra, directa o indirectamente, se vea forzada a doblegar su altivez para recibir nuestro petróleo.
Las damas suspiraron: Sólo permaneció muda y serena Doña Margarita: Su corazón de princesa le decía que para mi altivez era lo mismo compadecerme que humillarme.
Sus nombres que están en el corazón del pueblo zarumeño son: Ambrosio Maldonado, Bonifacio Reyes y Gálvez, Antonio Barzallo, José María Gálvez y José Guzmán y Román; quienes portando por bandera el ideal sublime, con la conciencia nutrida de vigor cívico y el corazón anhiesto de patriotismo, dieron el grito emancipador, destacando así su altivez y amor al terruño.