alejado

(redireccionado de alejada)
También se encuentra en: Sinónimos.

alejado, -da

(aleˈxaðo, -ða)
abreviación
que está lejos Vive en un pueblo alejado de la ciudad.
Sinónimos

alejado

, alejada
Traducciones

alejado

distant, remote

alejado

ADJ
1. (= distanciado) → remote
en un pueblecito alejadoin a remote little village
vivimos algo alejadoswe live quite far awaywe live quite a distance away
alejado de [lugar] → distant from; [persona] → away from
un planeta muy alejado del sola planet very distant from the sun
vive alejado de todohe lives away from it all
una lesión lo mantuvo alejado del fútbolan injury kept him out of football
ha pasado varios años alejada de los escenariosshe has spent several years off the stage
viven completamente alejados de la realidadthey live completely cut off from the real world o from reality
una sentencia muy alejada de la realidad actuala sentence out of line with current thinking
2. (= diferente) → removed (de from) muy alejado de nuestro concepto de libertadvery far removed from our concept of freedom
Ejemplos ?
Y para esto, desde el instante en que se inicia la escolaridad del hombre, ha de dar al niño y a la niña lo que la humanidad ha producido para su beneficio sin apartarlo de la realidad cotidiana. Alejada de absurdas fantasías que ante el pretexto de la fantasía infantil, la frustran, las falsifican y la prostituyen.
La batalla de junio en París, la caída de Viena, la tragicomedia del noviembre berlinés de 1848, los esfuerzos desesperados de Polonia, Italia y Hungría, el sometimiento de Irlanda por el hambre: tales fueron los acontecimientos principales en que se resumió la lucha europea de clases entre la burguesía y la clase obrera, y a través de los cuales hemos demostrado que todo levantamiento revolucionario, por muy alejada que parezca estar su meta de la lucha de clases, tiene necesariamente que fracasar mientras no triunfe la clase obrera revolucionaria, que toda reforma social no será más que una utopía mientras la revolución proletaria y la contrarrevolución feudal no midan sus armas en una guerra mundial .
Mi madre vive un poco alejada de Londres, y allí voy; pero los caminos están tan malos y se aburre uno tanto en aquella casa, que he interrumpido mi viaje esta noche.
—¡Oh! Mi satisfacción, ahora, estaría muy alejada de lo que deseaba hace un rato —dijo el prelado—. Tú sabes a donde nos conduce un deseo frustrado; prefiero contenerme, pero que no traten con miramientos a ese bribón, es todo lo que recomiendo...
Curval, el inconsecuente Curval, que teniendo aquella noche a la divina Adelaida, su hija, como compañera de cama y podía pasar con ella la más deliciosa de las noches, fue hallado al día siguiente echado sobre la repuganante Fanchón, con la cual había cometido nuevos horrores toda la noche, mientras Adonis y Adelaida, privados de su lecho, se encontraban, él en una pequeña cama muy alejada, y ella, sobre un colchón colocado en el suelo.
Su vida se desarrollaba lozana en ideales y muy alejada del más ratigado del mundo fementido, en donde se rompen los lazos sagrados del amor bendecido por Dios.
Por el césped tembloroso de la pla­za de abajo se perseguían unos niños como mariposas blancas, y las aceras estaban llenas de gentes que se diri­gían al parque. Nunca le pareció la vida tan hermosa ni tan alejada de él la maldad.
En edades posteriores se entra en la universidad, que aparece como una burbuja inexpugnable, alejada del mundo y donde la idea un buen futuro ha calado tan hondo que hace que la mayoría de los estudiantes no piensen más que en su carrera y se queden aislados en su propia condición, sin ver más allá de lo que ocurre en las aulas y habituándose a una feroz competitividad.
ABSOLUTISTAS Y LIBERALES Otra causa, un poco más alejada, es la división que se opera entre los defensores del gobierno de España en absolutistas y liberales, a raíz de la caída de la Constitución de Cádiz de 1814.
Si sale pollito será mas- culino el huevo, y si sale pwUita será femenino. Alejada la hermana portera para cumplimentar el manda- to, dio su ilustrísima entrada al fingido familiar, quien, ya en su celda, cambió rápidamente de vestido.
Murió en Quito el 24 de Noviembre de 1950, ceñida su frente con los laureles frescos de múltiples y ponderados méritos. PIÑAS de ayer vivió alejada y casi ignorada durante su historia.
El conocimiento directo de las duras condiciones de vida de nuestra población indígena alejada de los beneficios de la civilización, sumidos en la más absoluta pobreza y formando, en muchos casos, grupos impenetrables en completo apartamiento del progreso del país; y la consideración de que habían venido siendo bien escasos los resultados de la acción del Gobierno respecto al mejoramiento de dicha población, decidieron la creación del Departamento de Asuntos Indígenas como órgano específico que examine sus problemas y busque la manera más adecuada para solucionarlos, especialmente los que se derivan de su situación de miseria y de aislamiento.