aleatoriedad

aleatoriedad

1. s. f. Calidad de aleatorio abogó por la aleatoriedad como criterio de selección.
2. METALURGIA Capacidad que tiene un metal para unirse a otros mediante la fundición.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

aleatoriedad

aleatorietà

aleatoriedad

SFrandomness
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El hombre formalmente educado no podía más ciertamente sobresalir por encima del espejo del océano de la educación universal, y se transformó de un “hombre de educación superior” en un “hombre de educación especializada” (como tal él naturalmente mantiene su valor indisputado, puesto que toda la educación universal está destinada a irradiar la aleatoriedad más variada en la educación especializada); pero el hombre educado en el sentido del Realismo no sobrepasó la igualdad con otros y la libertad de otros, ni en un caso ni e en otro había alcanzado al hombre práctico (12) .
El primer razonamiento, presenta la crítica de ser considerada un tipo de falacia lógica conocida como "pregunta compleja", desde que se presupone y asume previamente de que esa aleatoriedad no puede llevar a complejidad.
Dada la aleatoriedad del proceso, las proporciones entre cada uno de los sabores tienden a repartirse por igual (1/3 del total para cada tipo de neutrino) a medida que se producen sucesivas oscilaciones.
La irregularidad del fluido cuando la corriente se separa, hace una descripción determinista del movimiento, la cual se detalla como una función de las coordenadas del tiempo y el espacio imposibles. La aleatoriedad se muestra claramente, la cual es una característica de todos los flujos turbulentos.
El uso de la aleatoriedad y de la naturaleza repetitiva del proceso son análogos a las actividades que se llevan a cabo en un casino.
Halló otra característica de su técnica composicional, que se convertiría en una firma de Lutosławski, cuando comenzó a introducir la aleatoriedad en la sincronización exacta de las varias partes del ensamble musical en Jeux vénitiens ("Juegos venecianos").
Probabilístico: Un algoritmo probabilístico utiliza aleatoriedad para obtener en promedio una buena solución al problema planteado con una pequeña probabilidad de fallar, para una distribución de los datos de entrada dada.
Esta justificación parece indicar que la aleatoriedad y las estadísticas sobre grandes grupos de muestras no son una práctica fiable de obtención de conclusiones en este tipo de experimentos.
Esto es lo que Nassim Nicholas Taleb llama la "antifragilidad"; mientras que algunos sistemas de investigación son frágiles delante del error humano, las preferencias humanas y el azar, el método científico es más duro y resistente; de tal manera se beneficia de esa aleatoriedad de diferentes formas, ya que es antifrágil.
Lo cual lleva al problema de que en la opinión de los autores de la justificación, el método generalmente aceptado por la ciencia para obtener conclusiones sobre este tipo de experimentos no es de aplicación. La ciencia vería como garantías la aleatoriedad en todas las elecciones mencionadas y cualquier mejora en dicha aleatoriedad.
Muchas veces para aumentar el engaño, el casino puede regalar bonos de juego según lo que se ingrese o cambiar la "aleatoriedad" de los números según juegues por diversión o por dinero real para dar la falsa expectativa de éxito del método, el método propuesto para vencer se conoce matemáticamente como Martingala y debido a cuestiones técnicas (el 0 o 00 de la ruleta, máximo límite de apuestas, dinero finito...) se ha probado que no funciona, ya que debido a que la apuesta crece exponencialmente como 2n es muy fácil llegar al límite impuesto por el casino, o bien el programa de ordenador no es 100% aleatorio, o debido a la Ley de los grandes números es posible obtener 10 o 12 rojos seguidos, estropeando la apuesta.
¿El intelecto deteriorado de Forrest Gump? ¿La aleatoriedad de la experiencia?». Hanks interpretó esa pluma así: «Nuestro destino solo se define por cómo barajamos los cambios en nuestra vida y eso es lo que encarna la pluma mientras es mecida por el viento.