alcides

alcides

 
m. Hombre dotado de mucha fuerza muscular.

Alcides

 
mit. Sobrenombre de Hércules.
Ejemplos ?
Al despedirme, tendía la mano a aquellos heroicos y honrados marineros, y dije al moribundo Alcides del Cabildo de Abajo: -Hasta la vista, amigo.
Después Alcides fue con la novia a la casa de la señora Margarita, le habló mucho de mis libros y por último le dijo que yo era un «sonámbulo de confianza».
Y con los astros todos que presides, te ven, del éter vasto por el mar, a las estrellas del remoto Alcides, como celeste flota, navegar.
P A C C H A DATOS HISTÓRICOS DE LA PARROQUIA DE PACCHA.- En Auto y Decreto de la Ciudad de San Francisco de Quito, expedido el 13 de Julio de 1709, documento legalmente rubricado que había sido encontrado por el señor Elíseo Peña, en la cabecera Parroquial y publicado, posteriormente, por el señor Alcides Espinosa Ordóñez en 1946 en el periódico EL CAMPAMENTO que se editaba en Zaruma, en su parte más esencial dice lo siguiente: "En la Ciudad de San Francisco de Quito, en trece días del mes de Julio de Mil Setecientos y Nueve Años, el señor D.
Pero ahora yo debo esforzarme en empezar esta historia por su verdadero principio, y no detenerme demasiado en las preferencias de los recuerdos. Alcides me encontró en Buenos Aires en un día que yo estaba muy débil, me invitó a un casamiento y me hizo comer de todo.
65 También en la rueda vimos sublimada, llena de méritos muchos, a Argía, e vi que la parte derecha tenía Alcides quasi del todo ocupada, a fuer de montero, con maça clavada, bien como quando librava en el siglo los calidones del bravo vestiglo e la real mesa de ser ensuziada.
Tifis el primer leño mal seguro condujo, muchos luego Palinuro; si bien por un mar ambos, que la tierra estanque dejó hecho, 400 cuyo famoso estrecho una y otra de Alcides llave cierra.
Yo sabía que tenía gran dificultad en comprender a los demás y trataba de pensar en la señora Margarita un poco como Alcides y otro poco como María; pero también sabía que iba a tener pereza de seguir desconfiando.
Entonces, sin querer alejarse demasiado, decidió bajarse en la pequeña ciudad de Italia, peor en ese otro lugar se ha encontrado, sin duda, con recuerdos que le produjeron desesperaciones nuevas. Ahora ella no podrá decirme todo esto, por pudor, o tal vez por creer que Alcides me ha contado todo.
“SI BOLIVIA NO EXISTIERA, HABRÍA HABIDO NECESIDAD DE FUNDARLA”, dijo el escritor boliviano Julio Méndez. Y el sabio francés Alcides D’Orbigny exclamaba: “BOLIVIA ES LA SÍNTESIS DEL COSMOS”.
onografía del Cantón Paccha DATOS HISTÓRICOS DE LA PARROQUIA DE PACCHA.- En Auto y Decreto de la Ciudad de San Francisco de Quito, expedido el 13 de Julio de 1709, documento legalmente rubricado que había sido encontrado por el señor Elíseo Peña, en la cabecera Parroquial y publicado, posteriormente, por el señor Alcides Espinosa Ordóñez en 1946 en el periódico EL CAMPAMENTO que se editaba en Zaruma, en su parte más esencial dice lo siguiente: "En la Ciudad de San Francisco de Quito, en trece días del mes de Julio de Mil Setecientos y Nueve Años, el señor D.
El señor Alcides Espinosa Ordóñez, de silueta amable, con sonrisa siempre en los labios y espíritu sin pretensiones, ha servido a su patria chica con especial interés de patriota; con características fervientes de ecuatoriano y órense, que le han llevado a ocupar sitiales de pleno civismo, tales como.