Ejemplos ?
Un profundo zumbido que llena el ser entero e impregna el ámbito hasta donde la vista alcanza, concentra a esa hora toda la vida tropical.
Otro mal les procuró a cambio de aquel bien: El que huyendo del matrimonio y las terribles acciones de las mujeres no quiere casarse y alcanza la funesta vejez sin nadie que le cuide, éste no vive falto de alimento; pero al morir, los parientes se reparten su hacienda.
-Pos bien: como la Candelaria es como es y el Garabato tiée sangre de garañón y si rispeta a la luna es porque no la alcanza manque se remonte en globo, pos a fuerza de verse se gustaron, y como se gustaron se entendieron y como mi Pepe tiée aprobá toas las asirnaturas y ve mas dormío que otros despierto, pos se comió la partía, y como el gachó es más súpito que un rayo, apenitas se la comió, trincó al Toñuelo, le dio dos copas en ca del Ventolina y endispués se lo llevó a la Plaza del Callao y allí le dijo que tirara del jierro y él metió mano a su cachicuerna, y como mi niño es una pantera cuando se le sube la temperatura, pues el chavó quebró al Garabato como los propios ángeles y le atiró tina de las de chipé, de las de pronóstico reservao.
El marco que se ha colocados es de la madera llamada “Piquia” en forma de "Cruz", como símbolo de redención para las desgraciadas tribus de salvajes que pueblan estas regiones, siendo su altura total de 20 pies. Se halla colocado en tierra firme donde no alcanza el agua.
Y a quien, en cambio, le alcanza el destino del matrimonio y consigue tener una mujer sensata y adornada de recato, éste, durante toda la vida, el mal equipara constantemente al bien.
Yo soy toda silencio. La emoción no me alcanza; »no tiene amor mi vida ni mis días sentido. »Me han negado los cielos el sagrado latido; »para mí han falseado el peso en la balanza.
Si ésta no se alcanza después de tres votaciones sucesivas, se entenderá que no se ha producido el dictamen favorable cuando éste es exigido con carácter vinculante.
Temen los moros la fatal matanza, cuando hacia ellos el de Aimón cabalga: en mano se les ve temblar la lanza, el pie en estribo, en el arzón la nalga, Sólo a Puliano el miedo no le alcanza que no sabe quién sea el que le salga; y, no pensando hallar prueba así amarga, contra Reinaldo galopando carga; y aplica en el lanzón toda su fuerza y toda en sí recoge su persona; después al bruto con la espuela fuerza y a rienda suelta al choque lo abandona.
La dueña al verlo, le gritó: --¡Ve fuera! ¡Mísero tú, si el Ogro aquí te alcanza!-- --Me alcance (dijo) o no, me salve o muera, no hay modo de que más tenga bonanza.
Traspasa con presagio bueno, al umbral, tus áureos pies, 160 y la pulida puerta alcanza, Io, Himen Himeneo, io, io, Himen Himeneo.
Así, éste comprenderá el porqué la sociedad adulta ve en las obras maestras de la literatura lo que él aún no alcanza a comprender.
Dejémosla pasar como a la fiera corriente del gran Betis, cuando airado dilata hasta los montes su ribera. Aquel entre los héroes es contado que el premio mereció, no quien la alcanza por vanas consecuencias del estado.