ahorcarse

Traducciones

ahorcarse

hang

ahorcarse

impiccare

ahorcarse

vr., vi. to hang oneself.
Ejemplos ?
El 28 de marzo de 2007, el New York Times presentó la historia de un adolescente que sufrió un ataque cardiaco y pasó tres días en estado de coma después de ahorcarse a solas.
La explicación a su decadencia cabe buscarla en su excesiva afición a la bebida. Sintiéndose relegado y olvidado, tuvo un intento fallido de suicidio en el que intentó ahorcarse.
El 7 de enero de 2005, Breitwiesser fue juzgado culpable y condenado a tres años de prisión por un tribunal de Estrasburgo, pena de la que cumplió sólo 26 meses. El día antes de su juicio intentó ahorcarse, pero su intento se vio frustrado cuando otro recluso alertó a los guardias.
«La cuerda que sirve al alpinista para escalar», comienza diciendo el Epílogo, «sirve al suicida para ahorcarse, y al marino para que sus velas recojan el viento».
Pólixo se vengó de la muerte de su esposo: tras disfrazar a sus criadas como Erinias para atormentar a la desterrada, hizo que Helena acabase por ahorcarse.
A su regreso a casa, Mariam encuentra el cuerpo sin vida de Nana, quien, sumida en la desesperación, había decidido ahorcarse debajo del sauce lloron.
Luego de terminar de ver los videos, todos culpan a Tristen de todas las cosas que ellos hicieron. Ella se molesta, sube algunos escalones y se ata una cuerda alrededor de su cuello amenazando con ahorcarse.
Este sutil plan es muy complejo para la comprensión de Piquillo, quien al recibir la carta de su amante, celoso y miserable, malentendiendo el mensaje, procede a ahorcarse.
Después de que el rival de Tesla, Thomas Edison, envía secuaces para quemar su laboratorio, Tesla se va, advirtiéndole a Angier que destruya la máquina. Mientras tanto, las ocupaciones de Borden llevan a Sarah a ahorcarse.
¡canalla... sí... canalla!... ha venido ese Judas á América en busca de árbol para ahorcarse... no... no... que vaya á ahor- carse en Chile.
Eso sí, como el desesperado cuenta siempre con un cordel para ahorcarse, así un amigo podía contar con él para un apuro; se entiende, dejándole en prenda una alhaja que valiera el cuádruplo y reconociéndole un interés decente.
Ya el cocinero había dado el último adiós a su tierno hijo, y tomando una soga se preparó para ahorcarse, cuando enterándose de ello su mujer arrojó violentamente el funesto nudo.