ahondarse

ahondarse

(aon'daɾse)
verbo pronominal
penetrar una cosa en otra más de lo que lo estaba El submarino se ahonda en las profundidades.
Ejemplos ?
Solo en algunos sectores los valles fluviales, al ensancharse y ahondarse, generaron un paisaje de aspecto más montañoso, con perfiles elevados y abruptos.; Hidrografía Esta sierra se encuentra en la divisoria de aguas local, si bien los colectores de los cursos de ambas laderas constituyen afluentes directos del río Alto Paraná.
Solo en algunos sectores los valles fluviales, al ensancharse y ahondarse, generaron un paisaje de aspecto más montañoso, con perfiles elevados y abruptos.
El siglo recuperó la interpretación jocosa como la más ajustada a la de los primeros lectores, pero no dejó de ahondarse en la interpretación simbólica.
El diseño parecía estar equivocado en todas partes; el fuselaje debió ahondarse en el punto de unión con el plano inferior, el motor quedaba demasiado alto y la cabina hubo de desplazarse hacia atrás para compensar la masa del motor refrigerado por agua.
Corromperse sentí el sosiego y libertad pasada, y el mal de que muriendo estó engendrarse, y en tierra sus raíces ahondarse tanto cuanto su cima levantada sobre cualquier altura hace verse; El fruto que de aquí suele cogerse mil es amargo, alguna vez sabroso, mas mortífero siempre y ponzoñoso.
luego del importante aporte que ha hecho la testigo hasta ahora, creo que lo único que podría tratar de ahondarse en el esclarecimiento, porque de sus dichos, surge la existencia de una persona que se dedicaba al entierro de NN, que fue, si yo no entendí mal el que le entrega el cadáver, entonces yo le preguntaría si usted puede aportar algún otro dato como por ejemplo el nombre, si le dio algún recibo...
Solo en algunos sectores los valles fluviales, al ensancharse y ahondarse, generaron un paisaje de aspecto más montañoso, con perfiles algo elevados y abruptos pero que apenas superan por 200 metros la llanura circundante, denominada peniplanicie del Sur o planicie de Apóstoles.
Sin embargo, los conceptos de "eternidad", "inmortalidad" e "infinitud", al ahondarse más específicamente en su estudio particular, no poseen, de hecho, los mismos significados, tal y como ejemplifican los textos subsiguientes.