aguerrido


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con aguerrido: aguero

aguerrido, a

1. adj. MILITAR Que está ejercitado en la guerra formó un comando especial con aguerridos soldados.
2. Que está experimentado en el trabajo. veterano
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

aguerrido, -da

 
adj. Ejercitado en la guerra.
fig.Experimentado o diestro en las luchas y trabajos.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

aguerrido, -da

(aγe'riðo, -ða)
abreviación
1. que está ejercitado en el combate o la guerra un soldado aguerrido
2. persona que tiene experiencia en la lucha o en un trabajo un industrial aguerrido
3. característica que es propia de estas personas tener carácter aguerrido
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

aguerrido

, aguerrida
adjetivo
1 (tropas o soldados) fogueado, belicoso, veterano.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

aguerrido

ADJhardened, veteran
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El divino Alejandro, esposo de Helena, la de hermosa cabellera, vistió una magnífica armadura; púsose en las piernas elegantes grebas ajustadas con broches de plata; protegió el pecho con la coraza de su hermano Licaón, que se le acomodaba bien; colgó del hombro una espada de bronce guarnecida con clavos de plata; embrazó el grande y fuerte escudo; cubrió la robusta cabeza con un hermoso casco, cuyo terrible penacho de crines de caballo ondeaba en la cimera, y asió una fornida lanza que su mano pudiera manejar. De igual manera vistió las armas el aguerrido Menelao.
Llama pronto a Macaón, el hijo del insigne médico Asclepio, para que reconozca al aguerrido Menelao, hijo de Atreo, a quien ha flechado un hábil arquero troyano o licio; gloria para él y llanto para nosotros.
Parécese completamente al aguerrido hijo de Tideo: reconozco su escudo, su casco de alta cimera y agujeros a guisa de ojos y sus corceles, pero no puedo asegurar si es un dios.
De tal suerte revistaba, como generalísimo, las filas de guerreros. Andando por entre la muchedumbre, llegó al sitio donde los cretenses vestían las armas con el aguerrido Idomeneo.
Mas, o el excesivo trabajo de la guerra ha fatigado tus miembros, o te domina el exánime terror. No, tú no eres hijo del aguerrido Tideo Enida.
En viendo a aquél, el rey Agamemnón le reprendió, profiriendo estas aladas palabras: —¡Ay hijo del aguerrido Tideo, domador de caballos!
Alcanzó luego el rey Agamemnón a Pisandro y al intrépido Hipóloco, hijos del aguerrido Antímaco (éste, ganado por el oro y los espléndidos regalos de Alejandro, se oponía a que Helena fuese devuelta al rubio Menelao ): ambos iban en un carro, y desde su sitio procuraban guiar los veloces corceles, pues habían dejado caer las lustrosas riendas y estaban aturdidos.
¿Está lista su gente? No olvide usted que se aproxima el día de la batalla y que el enemigo es aguerrido y temible». La firma era de Su Excelencia, y el sobre dirigido al mismísimo don Hermenegildo Trapisonda.
Y Antoñuelo el Matraca, haciendo un esfuerzo y casi como el que se decide a tirarse por un despeñadero, avanzó decidido hacia el grupo donde lucía el de los Bigotes su imponente actitud de hombre aguerrido y capaz de quitarle el resplandor de un metío a cualquiera de los luceros, y díjole llegando a él y mirándolo con heroica indiferencia: -¿Usté quisiera premitirme, señor Curro, que platiquemos dos minutos?
Los que habitaban en Fílace, Píraso florida, que es lugar consagrado a Deméter; Itón, criadora de ovejas; Antrón marítima y Pteleo herbosa, fueron acaudillados por el aguerrido Protesilao mientras vivió, pues ya entonces teníalo en su seno la negra tierra: matóle un dárdano cuando saltó de la nave mucho antes que los demás aqueos, y en Fílace quedaron su desolada esposa y la casa a medio acabar.
Díjole sonriendo el ingenioso Odiseo: — Grande es el presente que tu corazón anhelaba. ¡Los corceles del aguerrido Eácida! Difícil es que nadie los sujete y sea por ellos llevado, fuera de Aquileo, que tiene una madre inmortal.
Con tan dulces palabras y llorando, hablaban al rey; pero fue amarga la respuesta que escucharon : —Pues si sois hijos del aguerrido Antímaco, que aconsejaba en la junta de los troyanos matar a Menelao y no dejarle volver a los aqueos, cuando vino a título de embajador con el deiforme Odiseo, ahora pagaréis la insolente injuria que nos infirió vuestro padre.