Ejemplos ?
Este periodo de bonanza decae con el auge del salitre en el norte grande, los agotamientos de los minerales de cobre y definitivamente con la crisis de la década del 30.
Una buena planificación del riego deberá aprovechar la humedad en el suelo a un valor no mayor del 35 % del agua útil del suelo, es decir manejar el cultivo con agotamientos permisibles del 30 al 35 %; tratándo de realizar riegos ligeros y más frecuentes especialmente durante la formación de flores.
Dadas estas características, existe el riesgo de que se produzcan sequías en forma ocasional y que la población sufra agotamientos por el calor e insolaciones.