afijación

afijación

 
f. gram. Añadidura de afijos a la raíz de una palabra para formar palabras nuevas.
Ejemplos ?
Las lenguas yabutíes son predominantemente aglutinantes, empleando preferentemente sufijos. La afijación y la composición se emplean mucho como procedimientos de derivación.
La construcción de palabras mediante el método de la aglutinación de afijos hace que la riqueza de términos sea muy amplia cubriendo el diccionario del euskera roncales unas veinte mil acepciones castellanas gracias al juego de las combinaciones y a la afijación.
36 «El criterio de afijación como cuestión de método en la investigación dialectal», II Jornadas sobre el estado actual de los Estudios sobre Aragón, Zaragoza, 1980, págs.
Sin embargo, aunque el chino clásico tendía a ser una lengua analítica aislante, la lengua contaba con algunos recursos morfológicos aunque ninguno de ellos era completamente productivo, también presentes en chino moderno: composición, reduplicación y afijación.
Contrariamente a una imprecisión muchas veces repetida, la afijación no está totalmente ausente en chino antiguo donde se encuentran vestigios de una época anterior donde era todavía más productiva.
En cuanto a la morfología de las lenguas mosetenas, se puede señalar lo siguiente (Sakel, 2009: 347-358): Las lenguas mosetenas son sobre todo aglutinantes, aunque existen una serie de características fusionales, básicamente en el sistema verbal. En estas lenguas, se distinguen procesos morfológicos de afijación, reduplicación y cliticización.
El acento en las variedades que se han descrito recae siempre en la penúltima sílaba de la raíz y su posición no se ve afectada por los procesos de afijación.
Además de esta característica, el yimas tiene una forma interesante de marcar el caso gramatical. En yimas este no se marca ni mediante afijación o mediante orden de palabra, sino mediante indexación en el verbo.
También hay numerosas lenguas que tienen pocos prefijos y sufijos, como las macro-yê, caribe o tupianas y a su vez hay unas pocas que tienen muchos prefijos y más sufijos (hevero o chébero), habiendo otras, raras, que casi no tienen afijación, como las lenguas chon (tehuelche, ona).
Por tanto, los sufijos del español se suelen clasificar según las categorías de la palabra resultante (sufijo sustantivo, adjetival, verbal, adverbial) y de la base de afijación (sufijo denominal, deadjetival, deverbal).
Algunos casos de doble afijación simultánea en español, en el proceso de parasíntesis han sido analizados como circunfijos por algunos autores.
Pueden constar de diferentes niveles principales de afijación dentro de los cuales hay distintos conjuntos de afijos que se comportan de maneras diferentes.