adivinatorio


También se encuentra en: Sinónimos.

adivinatorio, a

adj. Que implica adivinación las artes adivinatorias. profético

adivinatorio, -ria

 
adj. Que incluye adivinación o se refiere a ella.
Traducciones

adivinatorio

divinatorio
Ejemplos ?
El ifá es un complejo sistema de adivinación, que implica recitar poesía yoruba que contiene historias y proverbios relacionados con la adivinación. Un recital adivinatorio puede llevar toda una noche.
Aunque el término ADIVINATORIO no debería ser el utilizado para referirse al mismo, ya que el santero no ADIVINA, sólo interpreta los Odus o signos que vayan saliendo durante una consulta y que tiene su basamento, como todos los oráculos, en la numerología.
Se conservan de la mejor época del arte griego, esculturas, pinturas sobre mármol y diferentes objetos como ánforas en los que se representan jugadores y jugadoras de tabas. También servían las tabas como objeto adivinatorio y así fue que la astragalomancia se tuvo muy en cuenta en la antigüedad.
El ideal propio de las ciencias naturales lleva a renunciar a la concreción de la conciencia histórica dentro de la hermenéutica llevando así a Schleiermacher a concluir con su “teoría del acto adivinatorio, mediante el cual el intérprete entra de lleno en el autor y resuelve lo extraño y extrañante del texto”.
Sortilegio, proviene de "se tortis" (suerte) y "legis" (lectura), o sea el arte de leer las señales que aparentemente suceden antes de un evento, conocido no como el arte adivinatorio, sino como el arte de interpretar los sucesos futuros mediante las señales que actúan en el presente.
Es un libro adivinatorio y también un libro moral, a la vez que por su estructura y simbología es un libro filosófico y cosmogónico.
La intelección del lector es lo que llama comprensión comparativa. El segundo nivel de comprensión, el adivinatorio, es intuitivo y subjetivo.
Nezahualcóyotl sobrevivió a cuatro emperadores de Tenochtitlan y convirtió su ciudad en el centro de preparación intelectual de primer orden del estado mexica, reuniendo y protegiendo a los mayores sabios y filósofos de su tiempo, tal como José Luis Martínez refiere: “La "universidad", que se encontraba en el patio mayor de los palacios, donde se reunían los poetas y sabios del reino y donde estaban asimismo los archivos reales; la sala de música y ciencias, del patio menor, y las "escuelas de arte adivinatorio, poesía y cantares" constituían lo que pudiera llamarse los centros de la cultura superior de Tezcoco”.
Tampoco la discusión sobre el poder adivinatorio y revelador del porvenir atribuido a los sueños puede considerarse terminada, pues, no obstante la inequívoca inclinación del pensamiento científico a rechazar la hipótesis afirmativa, las tentativas de hallar una explicación psicológica valedera para todo el considerable material reunido no han permitido establecer aún una conclusión definitiva.
Por lo tanto, adivino la falta que he cometido. Hay en el alma humana, mi querido amigo, un poder adivinatorio. En el acto de hablarte, sentía por algunos instantes una gran turbación y un vago terror, y me parecía, como dice el poeta Ibico, que los dioses iban a convertir en crimen un hecho que me hacia honor a los ojos de los hombres.
Sócrates: Mira ahora si tú me presentarías la cuestión siguiente: Sócrates, puesto que encuentras en Homero los objetos, cuyo juicio pertenece a cada uno de estos diferentes artes, busca en igual forma en este poeta los objetos que pertenecen a los adivinos y al arte adivinatorio, y dime si Homero se ha expresado bien o mal en sus poesías en este punto.
Esto vale desde el principio al fin del proceso revolucionario, y de esta ma­nera es inconcebible el problema de la toma del poder como una cuestión que deba resolver hoy grupo armado alguno, lo que es totalmente imposible y no sería mas que inútil ejercicio adivinatorio.