actina

(redireccionado de actinas)
Búsquedas relacionadas con actinas: miosina

actina

s. f. BIOQUÍMICA Proteína presente en los músculos.

actina

 
f. bioquím. Proteína contenida en la fibra muscular; se une a la miosina para formar la actinomiosina.
Traducciones

actina

f. actin, protein in muscle tissue that together with myosin makes possible muscle contraction.
Ejemplos ?
El espacio entre dos líneas Z se denomina sarcómero y constituye la unidad funcional del tejido muscular. Discos Z: Sector donde se encuentran unidas las actinas adyacentes y se mantiene la continuidad con el sarcómero subsiguiente.
Aparentemente los mecanismos por los cuales los gradientes externos quimiotácticos son detectados y convertidos al gradiente PIP3 intracelular, cuyo resultado del gradiente es la activación de la vía de señalización, culminaría en una polimerización de las actinas de filamentos.
Las proteínas procariotas similares a la actina (también conocidas como proto-actinas), tales como MreB, están involucradas en el mantenimiento de la forma celular.
Banda I: Banda compuesta por los filamentos finos de 80 Å de actina. Discos Z: Sector donde se encuentran unidas las actinas adyacentes y se mantiene la continuidad con el sarcómero subsiguiente.
Este tipo no es fácil de cultivar en laboratorio, algunas especies son cultivadas para el estudio de algunas proteínas como las actinas y las miosinas, de las que son ricos.
Los estudios de genómica de plantas han revelado la existencia de isovariantes proteicas dentro de la familia de genes de la actina; dentro de Arabidopsis thaliana, una dicotiledónea empleada como organismo modelo, existen al menos diez tipos de actinas, nueve de α tubulinas, seis de β tubulinas, seis de profilinas y docenas de miosinas.
Existen varias toxinas que interfieren con la dinámica de las actinas, tanto despolimerizándolas (latrunculina y citocalasina D) como estabilizándolas (faloidina): La latrunculina, una toxina producida por poríferos, se une a la actina G impidiendo su unión a los microfilamentos.
Se han descrito efectos de la citocalasina D, mediados por la disrupción de la dinámica de actinas, en la actividad de p53 (en animales) o en respuestas gravitrópicas (en plantas).
Existen multitud de pseudogenes repartidos en todo el genoma, y su secuencia contiene seis exones que pueden dar lugar hasta 21 transcritos diferentes por splicing alternativo, conocidos como actinas β.
Por tanto, los mecanismos evolutivos diversificaron la proteína ancestral en las variantes hoy presentes, conservando, entre otras, las actinas como moléculas eficaces para abordar procesos biológicos antiguos y esenciales, como la endocitosis.
En cambio, en los eucariontes, los microtúbulos de tubulina y los microfilamentos de actinas, que median en la segregación de los cromosomas y en la división celular, respectivamente, están unidos a motores moleculares de dineína, cinesina y miosina.
Además de las similitudes existentes entre las isoformas de un organismo, también existe una conservación evolutiva en cuanto a estructura y función entre organismos de incluso dominios distintos al eucariota: en bacterias se conoce el homólogo MreB, una proteína que es capaz de polimerizar en microfilamentos; y en arqueas existe un representante (Ta0583) aún más similar a las actinas de eucariotas.