aclamación

(redireccionado de aclamaciones)
También se encuentra en: Sinónimos.

aclamación

1. s. f. Acción de aclamar o aplaudir los recibieron con grandes aclamaciones y ovaciones.
2. por aclamación loc. adv. Sin discusión, por unanimidad elegir por aclamación; aprobar por aclamación.

aclamación

 
f. Acción y efecto de aclamar.
Por aclamación. loc. adv. A una voz, sin discusión.

aclamación

(aklamaˈθjon)
sustantivo femenino
muestra de aprobación por medio de aplausos y exclamaciones Con la aclamación del público, presentaron la película.
por decisión de todos aprobar por aclamación
Sinónimos

aclamación

sustantivo femenino

aclamación:

vítoresaplauso, ovación, aprobación, entusiasmo,
Traducciones

aclamación

acclamation

aclamación

akklamasjon

aclamación

aclamação

aclamación

аккламации

aclamación

acclamatie

aclamación

βοής

aclamación

akklamation

aclamación

acklamation

aclamación

SFacclamation
elegir a algn por aclamaciónto elect sb by acclamation aclamacionesapplause sing, acclaim sing
entre las aclamaciones del públicoamid applause from the audience
Ejemplos ?
Todos tienden ciertamente al gozo, pero ignoran donde se consigue el gozo grande y estable: uno lo busca en los convites y diversiones, el otro en la ambición y en un numeroso cortejo de clientes, el otro en la amiga, el otro en la vana ostentación de los estudios liberales y de las letras que no protegen de nada: todos estos están engañados embellecimientos breves y falaces, como la embriaguez, que paga con largo tiempo de tedio la loca alegría de una hora, como los aplausos y las aclamaciones del favor popular, con tan grandes angustias compradas y expiadas.
siendo recibidos con muchas aclamaciones y vivas; y patán hubo que se arrodilló al pasar el tronco, como si fuera ya la misma Santísima Virgen, tributándole lo que la Iglcsici llama culto de hiperdulía.
Después de lo cual se mandó traer a la vista los libros de actas en que se hallavan sentadas y escritas las de incorporación, reconocimientos, aclamaciones y juramentos arrancados por la fuerza de los intrusos poderes de Portugal y Brasil que empiesan desde el día veinte y siete de Junio de mil ochocientos veinte y uno, hasta el día diez y ocho de Marzo de este año, las mismas que en el acto quedaron borradas y textadas desde la primera línea hasta la última, según consta de la solemne acta celebrada en este día por dicha corporación y en la que también se encuentra la subsiguiente inscripción: VIVA LA PATRIA Y LIBERTAD RECUPERADA POR EL HÉROE DON JUAN ANTONIO LABALLEJA, GOBERNADOR Y CAPITÁN GENERAL DE LA PROVINCIA ORIENTAL.
Las almas sensibles desfallecían con la novedad de una impresión dulcísima, a que no estaban acostumbrados, un numeroso cuadro de tropas en quienes la ternura ocupaba el lugar de la ferocidad que los distinguió en los combates: la existencia de los oficiales de la marina inglesa y principales individuos de su comercio, el prelado de la Iglesia y jefes de todas las corporaciones públicas, alternando con los nuevos representantes del pueblo y dando a éste, desde los balcones de las casas consistoriales, una prueba nada equívoca de la sinceridad de sus sentimientos: el estruendo de la artillería aumentado por las aclamaciones y vivas de veinte mil espectadores...
Al lado de estos, al parecer, fatales caracteres manos crispadas por nerviosas convulsiones amontonaban puñados de oro, que desaparecían y se renovaban al fatídico caer de los dados, entre aclamaciones y blasfemias.
ARTÍCULO 35 El Presidente de la República no podrá ser reelecto para el período inmediato siguiente, en ningún caso, ni por ningún protesto, y si prevaliéndose de aclamaciones o actas populares o de cualquier otro medio, se conservase en el poder, se tendrá por el mismo hecho como usurpador; y tanto el ejército, como las autoridades de cualquier género, y jerarquía que sea, y los pueblos, no obedecerán más que al designado por la ley, so pena de incurrir en el delito de traición contra la patria.
120.- La reforma de la Constitución sólo podrá hacerse en la forma que indica ella misma, y no podrá jamás ser suspendida ni anulada por ningún poder ni autoridad ni tampoco por aclamaciones populares.
Resonaron músicas, clarines y tambores en el palacio, y por último salió el príncipe rodeado de su corte, siendo acogido por entusiastas aclamaciones.
Por lo cual, volviendo César a Italia por las ciudades que habían gozado el gobierno de Bruto, cobró el agradecimiento de tal ministro en aclamaciones gloriosas de todos, que con el reconocimiento de Bruto le fueron aplauso magnífico.
En este estado proclamó el pueblo con vivas y aclamaciones a favor de todos los nombrados; y notando la moderación de su Diputado el expresado señor Regidor don José Acevedo, dijo que debía ser el primero de los vocales, y en seguida nombró también de tal vocal al señor Magistral doctor don Andrés Rosillo, aclamando su libertad como lo ha hecho en toda la tarde, y protestando ir en este momento a sacarle de la prisión en que se halla; el señor Regidor hizo presente a la multitud de los riesgos a que se exponía la seguridad personal de los individuos del pueblo si se le precipitaba a una violencia ofreciéndole que la primera disposición que tomará la Junta será la libertad de dicho señor Magistral y su incorporación en ella.
Era un pueblo inmenso, que afluía de todas partes y se precipitaba en oleadas, llenando el espacio que media entre Bellavista y el Callao; que se apoderaba de las alturas, y enarbolando estandartes atronaba el aire con belicosas aclamaciones.
-Envíenos usted más bien la bandera de la gobernación para hacerla flamear en esta altura y que nos miren los godos -respondió la señorita Juana B. Una salva de aclamaciones estalló en ese momento, ahogando el ruido del combate.