Ejemplos ?
Del drenaje, en el informe complementario - perdón por salir del informe que todo el país conoce- se anuncian 60 kilómetros más en el proyecto de drenaje profundo, pero las inundaciones que acaban de ocurrir en días pasados son los mejores comentarios al informe a este aspecto.
Hay solamente una cosa que los hombres no acaban de creer: es lo que nos has dicho del alma, porque se imaginan que cuando ésta abandona al cuerpo cesa de existir; que el día mismo en que el hombre muere, o ella se escapa del cuerpo, se desvanece como un vapor y no existe en ninguna parte.
Entonces Critias, dirigiendo sus miradas hacia la puerta y viendo entrar algunos jóvenes en tono de broma, y detrás un enjambre de ellos: —Respecto a la belleza, dijo, vas a saber, Sócrates, en este mismo acto todo lo que hay. Esos que ves que acaban de entrar son los precursores y los amantes del que, a lo menos por ahora, pasa por el más hermoso.
como la cosa no podía seguir asín y la cosa diba a arrematar de mala manera, pos el Azúcar empezó a buscar mataor con quien dirse, y el Greñitas a buscar otro primer banderillero. -Pero si acaban de torear juntos en Moclinejo cuatro bueyancones como cuatro cortijos.
El otro día creo que Aníbal Fernández en un reportaje decía "si Cristina perdía las elecciones se acaban las convenciones colectivas".
Le va a transmitir este último ofrecimiento de rendición. Me acaban de informar que habría intención de parlamentar. Pinochet: Tiene que ir al Ministerio él con una pequeña cantidad de gente...
La tuya, al contrario, una magnífica sabiduría y rica de las esperanzas más bellas, como lo atestiguan el brillo con que luce desde tu juventud y el aplauso que más de treinta mil griegos acaban de tributarle.
-¡Permitidme que cante un poco! -dijo el gallo-. Con tanto leer se me acaban las fuerzas. He de tomar aliento -. Y se puso a cantar de tal forma, que no parecía sino una corneta de latón.
Entonces nos referíamos a las cosas que tienen sus contrarios y a las que podíamos llamar por su nombre, y aquí hablamos de las esencias mismas, que por su presencia dan su nombre a las cosas en que se encuentran, y de estas últimas es de las que decimos que no pueden jamás nacer una de otra. Y mirando al mismo tiempo a Cebes, dijo: ¿No te ha turbado lo que acaban de objetarnos?
Cuando se interrogaron, dijeron: “¿Cómo vencer el proceder de los hombres Cavek Queche, pues acaban con nuestros hijos nuestra prole?
¡Qué mal atenta, y cuán desacordada es la hora postrera de los tiranos! Todos o los más acaban diciendo requiebros a quien los mata.
Y hay mayor riesgo en desear dar muerte al tirano, que en dársela; porque quien empieza lo que todos desean, empieza sólo lo que acaban todos.