abrazo

(redireccionado de abrazos)
También se encuentra en: Sinónimos.

abrazo

s. m. Acción de estrechar entre los brazos. abrazada

abrazo

 
m. Acto de ceñir con los brazos; acción y efecto de abrazar.
abrazo de Vergara V. Espartero, Baldomero.

abrazo

(aˈβɾaθo)
sustantivo masculino
acción de estrechar entre los brazos dar un gran abrazo
Sinónimos

abrazo

sustantivo masculino
achuchón, apretujón, saludo.
Abrazo, achuchón y apretujón se construyen con el verbo dar y se emplean en un registro coloquial; saludo engloba palabras, gestos y fórmulas para saludar: recibe un saludo de...

abrazo:

arrechuchoachuchón, revolcón, ataque, apretón, manoseo, indisposición, estrujón, sobo,
Traducciones

abrazo

abraçada

abrazo

Umarmung

abrazo

abraço

abrazo

kram

abrazo

objetí

abrazo

knus

abrazo

halaus

abrazo

grljenje, zagrljaj

abrazo

抱きしめること, 抱擁

abrazo

포옹

abrazo

knuffel

abrazo

uścisk

abrazo

การกอด, การกอดด้วยความรักใคร่

abrazo

kucaklama

abrazo

cái ôm, sự ôm ấp

abrazo

拥抱

abrazo

擁抱

abrazo

SM
1. (= acción) → hug, embrace
2. (en cartas) un abrazo afectuoso o cordialwith best wishes o kind regards
un fuerte abrazo (de)love from

abrazo

m. hug, embrace.

abrazo

m embrace, hug
Ejemplos ?
Ocupa sólida posición y podría ser independiente, si quisiera; pero es soberbio, ambicioso y pedante, y necesita los saludos de los próceres y los abrazos en público de los representantes del Poder.
Pintóle de cuánto más gusto le serían los abrazos del amante mozo que los del marido viejo, asegurándole el secreto y la duración del deleite, con otras cosas semejantes a éstas, que el demonio le puso en la lengua, llenas de colores retóricos, tan demonstrativos y eficaces, que movieran no sólo el corazón tierno y poco advertido de la simple e incauta Leonora, sino el de un endurecido mármol.
Cuando TECPANCALTZIN quedó a solas con XOCHITL, le declaró su amor y la convenció para que se amaran. Ella, seducida por tan noble señor, accedió a sus besos y abrazos.
El cual hecho, déjese a otra pluma y a otro ingenio más delicado que el mío el contar la alegría universal de todos los que en él se hallaron: los abrazos que los padres de Leocadia dieron a Rodolfo, las gracias que dieron al cielo y a sus padres, los ofrecimientos de las partes, la admiración de las camaradas de Rodolfo, que tan impensadamente vieron la misma noche de su llegada tan hermoso desposorio, y más cuando supieron, por contarlo delante de todos doña Estefanía, que Leocadia era la doncella que en su compañía su hijo había robado, de que no menos suspenso quedó Rodolfo.
Una pareja, también de luto, entra en el reservado: la enlutada del coche los abraza, sobre el pecho de la otra mujer llora, sofocando los sollozos. El tren sigue su viaje. Despedida, abrazos otra vez, llanto... Quedaron de nuevo solos la dama y el duque.
Ya se extendían los brazos del signo de nuestra redención, ya comenzaba a formarse la cabecera, cuando la diabólica y encendida masa se retorcía de nuevo como una convulsión espantosa y, rodeándose al cuerpo de los desgraciados que pugnaban por desasirse de sus abrazos de muerte, se enroscaba en anillos como una culebra o se contraía en zigzag como un relámpago.
Los regalos que la señora Catalina dio a Isabela para el viaje fueron muchos; los abrazos infinitos; las lágrimas en abundancia; las encomiendas de que la escribiese, sin número; y los agradecimientos de Isabela y de sus padres correspondieron a todo, de suerte que, aunque llorando, los dejaron satisfechos.
Y revolviendo su potro, como pudo, a cada grito, y la mano dando al uno y al otro las gracias fino, y a las mozas requebrando y atropellando chiquillos, atravesó la barriada y llegó al hogar carísimo, donde hubo besos y abrazos y todo lo consabido.
Habiendo revuelto estos pareceres Casio, la primera diligencia que hizo fue irse a buscar a Bruto, y después de haberse reconciliado con él por caricias y abrazos, le preguntó si se pensaba hallar en el Senado el día de las calendas de marzo, porque había entendido que los amigos de César aquel día querían tratar de establecer su reino.
Casio a Bruto Casio, que vio remitida esta facción en el consentimiento de Marco Bruto, se fue a él, y con caricias de cuñado y abrazos de amigo, después de haber reconciliado con él las diferencias pasadas, como quien conocía la prudencia de su mente, por mejor cautela preguntó y no propuso.
Discurso Los que para hacerle aborrecible le añadieron corona, dignidad y poder, para matarle le prendieron con la adoración, le cercaron con las reverencias, y le cegaron con los besos. Más homicidas fueron aquí los abrazos que los estoques.
César, mi tío, entre los abrazos y besos perdió a Druso Germánico, mi padre, hermano menor suyo, cuando estaba abriendo lo más cerrado de Alemania, sujetando al Imperio romano aquellas ferocísimas gentes.