Ejemplos ?
¡Hacedlo por la libertad de todos, del explotado, del explotador, por la paz indolora —a sospecho cuando duermo al pie de mi frente y más cuando circulo dando voces— y hacedlo, voy diciendo, por el analfabeto a quien escribo, por el genio descalzo y su cordero, por los camaradas caídos, sus cenizas abrazadas al cadáver de un camino!
Era tardío el encargo, Dionisia y Germana, abrazadas, se mojaban recíprocamente los rostros con el llanto ardiente y salado de las grandes amarguras...
Convengamos, pues, cuando menos, en que las danzas modernas (como el vals, la polca y demás bailes en que las parejas van abrazadas) no son indignas de la majestad del hombre, aunque sí del pudor de la mujer.
Había en medio del palacio, bajo la desnuda bóveda del cielo, un gran altar, junto al cual inclinaba sus ramas un antiquísimo laurel, cobijando con su sombra a los dioses penates de la real familia; allí Hécuba y sus hijas, buscando vanamente un refugio alrededor de los altares, semejantes a una bandada de palomas impelidas por negra tempestad, se apiñaban, abrazadas a las imágenes de los dioses.
Después de ceniza, sus cenizas apuradas a su pecho aprietan y derramadas yacen junto al túmulo, y a sus nombres 540 inscritos en la roca abrazadas, lágrimas sobre sus nombres derraman.
A las dardanias madres, a las imágenes de sus patrios dioses mientras pueden abrazadas, y sus incendiados templos ocupando, las arrastran vencedores los griegos, envidiosos premios.
(Pasan a él abrazadas.) Tercer Dialogo La escena transcurre en un tocador delicioso SEÑORA DE SAINT ANDE, EUGENIA, DOLMANCÉ EUGENIA, muy sorprendida al ver en el gabinete a un hombre que no esperaba: ¡Oh!
Piensa en su muerte, considera el castigo que mereces. No; todas te suplicamos, abrazadas a tus rodillas y con toda nuestra alma, que no mates a tus hijos.
Inflorescencia de flores solitarias o en pares, abrazadas por una hoja reducida...
La sección del canasto tiene forma de copa, a lo largo del mismo están distribuidas diferentes cartelas; grandes, en sus cuatro ejes. Las esquinas son redondas y están abrazadas por una cartela que acoge el canasto en toda su altitud.
Capitulescencias solitarias, terminales, en panículas corimbosas de glomérulos con ca 40 capítulos, muy ramificadas, abrazadas por brácteas ovadas; capítulos discoides; filarias 8 en 4 pares decusados, paleáceas, menudamente seríceas hacia el ápice, generalmente punteado-resinosas, ápice rígido-acuminado, las exteriores lanceoladas, 4.5–5 mm de largo, las internas lanceolado-oblongas, 5.5–7.5 mm de largo; receptáculos planos, desnudos; flósculos 4, perfectos; tubo de la corola 3–6 mm de largo, los lobos 1.2 mm, blancos a rosados; anteras 1 mm de largo; estilos ca 7 mm de largo.
Sobre un pedestal de obra vista se alza una escultura realizada en piedra de dos jóvenes abrazadas, una con un libro en las manos que leen las dos simultáneamente.