abominable

(redireccionado de abominables)
También se encuentra en: Sinónimos.

abominable

adj. Que es digno de ser abominado, detestado o aborrecido la más abominable de las traiciones. detestable, odioso

abominable

 
adj. Digno de ser abominado.

abominable

(aβomi'naβle)
abreviación
que debe aborrecerse por su maldad un villano abominable
Sinónimos

abominable

adjetivo
detestable, execrable, aborrecible, odioso, antipático. amable.
Sin embargo, la estimación de la intensidad relativa de estos tres adjetivos no parece hoy tan clara, y depende más bien del que los emplea. Execrable alude sobre todo a lo moral y religioso: una doctrina execrable, ejemplos execrables; en tanto que abominable y detestable pueden calificar también a lo material: una comida detestable o abominable, un poema detestable o abominable, con más intensidad en el segundo de ambos adjetivos. Aborrecible y odioso tienen sentido más general; antipático se aplica particularmente a las personas.
«Estas tres voces [abominable, detestable, execrable] se usan (...) para designar los diversos grados de exceso de una cosa más mala; y en este caso abominable dice más que detestable; y execrable, más que abominable
Nicasio Álvarez de Cienfuegos

abominable:

monstruosoodioso, despreciable, repugnante, aborrecible, deleznable, execrable, detestable, atroz, horroroso, horrible,
Traducciones

abominable

abominable

abominable

abscheulich

abominable

abomeninda

abominable

abbominovole, abominevole, esecrando, mostruoso, tremendo

abominable

abominavel

abominable

البغيضة

abominable

可恶

abominable

可惡

abominable

ADJabominable
Ejemplos ?
Oyeron todos a Marco Bruto; y aunque no aprobaron todos su razonamiento, por haber sido modesto para el difunto y reverente para los oyentes, sin demasía ni oprobio del muerto, los apasionados de César, acallando su opinión con el silencio, siguieron a los que seguían el parecer de Bruto; mas luego que el imprudente y envilecido Cinna con abominables palabras empezó a deshonrar con oprobios el cadáver de César, los que habían callado a Marco Bruto, con justo furor se declararon contra Cinna y los conjurados.
No hay País alguno en la tierra, que no esté expuesto a sufrir la desgracia de abrigar en su seno, esos abominables monstruos, que enmascarados, con el simulado disfraz, de amor de la Religión, de la Patria y del bien público, solo intentan por su particular interés, la desorganización, la anarquía y el desorden.
Por lo cual, rehecho, máximas a ti gracias te doy porque no te has vengado de mi pecado, y no suplico ya, si los abominables escritos de Sesto yo recibiere, que pesadez y tos le lleve su frío no a mí, sino al propio Sesto, que entonces me llama: cuando su mal libro he leído.
No hay Pais alguno en la tierra, que no esté expuesto á sufrir la desgracia de abrigar en su seno, esos abominables monstruos, que enmascarados, con el simulado disfraz, de amor de la Religion, de la Patria y del bien público, solo intentan por su particular interes, la desorganizacion, la anarquía y el desorden.
está plenamente convencido de la equidad de mis intenciones y calculará el exceso de júbilo presente por el sentimiento q´ me causaba ver a Domínguez decidido a empeñar a ese generoso pueblo en sus maquinaciones abominables .
Interpóngase con toda su autoridad y justicia el poder de los Excelentísimos brazos y hagan cesar de una vez todas las causas de tan abominables delitos; exhorten a los eclesiásticos a la reforma de los vicios, a la unión y concordia de los naturales sin consideración a los propios intereses, y a la contrición y penitencias.
Al año siguiente mis ideas se habían hecho más prácticas; nos reuníamos unos cuantos, y confeccionamos una lista de pecados abominables, estupendos, en que figuraba todo el repertorio de un libro de examen de conciencia que nos habían dado para prepararnos.
HIPÓLITO ¡Oh madre Tierra! ¡Oh luces de Helios! ¿Qué abominables palabras he oído? LA NODRIZA Cállate, ¡oh hijo! antes de que te oiga alguien.
EL CORO ¿Qué ocurre? Dilo, si conviene que yo lo sepa. TESEO ¡Estas tabletas abominables gritan, gritan! ¿Adónde huiré de este cúmulo de males?
Que él fue el autor del secuestro de Manuel Sarabia, en Douglas, Arizona; que él es quién tiene infestada vuestra ciudad con sus esbirros, que él es el que dia a día, en negra complicidad con vuestros mandatarios, abofetea con atentados abominables la memoria de Lincoln, que os debe ser querida.
Mi continente sufre las consecuencias de los conflictos, la indigencia, el racismo, la marginación, la exclusión social, el subdesarrollo, las disparidades económicas, la humillación y la indignidad, males que tienen sus raíces en las prácticas de esos abominables sistemas.
El hombre bestia se ha encargado de corromper los hechos más hermosos y nobles de la vida para levantar sobre ellos las más abominables calumnias y lacerias.