Ejemplos ?
Un mes después del incendio y hundimiento de la escuadra peruana, el mismo contralmirante Riveros en una comunicación a su ministro de guerra en campaña, Vergara, le decía: “He averiguado que la compañía del Dársena podría encargarse de la extracción de todas las embarcaciones a pique, sin otra ganancia que el casco del “Chalaco”, tal como se encuentra, a condición de que para hacer ese trabajo se le faciliten las chatas del gobierno (chileno) y bombas que hay disponibles, y se le venda a precio de costo la madera que necesite para ese trabajo, y que el gobierno tiene en los transportes”.
Don Fernando Ponze de León, Juan de Aguirre, Doctor Don Pedro de Avilés y Valdés, Maestro Juan de Medina, Juan Bapptista de Herrera, Gerónimo de Aguilar, Fray Nicolás Alonso de Luna, Don Joseph Basilio de Mestanza, Bachiller Blas Tovar de Palma, Bachiller Don Pedro Enríquez Yánez, Don Francisco Casaus Lasso, Alonso de Enderica, Don Christóbal Ramírez de Arellano, Don Prudencio del Castro Guzmán, Don Diego Ruiz de Heguino, Don Juan Álvarez de Avilés, Don Juan Navarro Navarrete, Don Nicolás Coz Nabarrete, Don Joseph de Salas de Valdés, Don Joseph Pacheco de Carranza, Miguel de Ollo y Echeberría, Francisco de Larrayn, Juan Álvarez, Juan de Mariscal, Francisco de Illumbi Vergara...
E1 25 de febrero de 1881 el ministro chileno de guerra y marina en campaña, don José Francisco Vergara, expidió un decreto en Lima, sacando a remate los cascos de las naves peruanas, hundidas o incendiadas.
Refiriéndose al “Limeña”, el contralmirante chileno Galvarino Riveros en nota dirigida un mes después al ministro de guerra de su patria José Francisco Vergara, decía: “Fondeado en la bahía fue incendiado, pero su casco quedó en buen estado para servir de chata.
1 José Manuel Donoso Vergara 2 Nicolás Lois Vergara Albaceas 1 mi mujer, Mercedes Lois Vergara 2 mi yerno! Vicente Correa Albano 3 mi hijo, Testigos y firmantes Ramón Hermogenes Huidobro Manuel Antonio Frías José Antonio Carrasco Lector del Testamento don Ramón Hermogenes Huidobro Todo se hizo en casa del Señor Vergara Albano, Santiago 9 de mayo de 1865.
ientras llega la oportunidad de celebrar un tratado definitivo de paz entre las repúblicas de Chile y de Bolivia, ambos países, debidamente representados, el primero por el señor ministro de Relaciones Exteriores Aniceto Vergara Albano, y el segundo por los señores Belisario Salinas y Belisario Boeto, han convenido en ajustar un pacto de tregua, en conformidad a las bases siguientes: : 1º Las repúblicas de Chile y Bolivia celebran una tregua indefinida, y en consecuencia, declaran terminado el estado de guerra, al cual no podrá volverse sin que una de las partes contratantes notifique a la otra, con anticipación de un año a lo menos, su voluntad de renovar las hostilidades.
Manuel Pérez Cotapos, Presidente del Alto Congreso.- Doctor Juan Zerdán, Vicepresidente.- Agustín Urrejola.- José Antonio Soto y Aguilar.- Domingo Díaz de Salcedo.- Luis Urrejola.- Doctor Juan Infante.- El Conde de Quinta Alegre.- Manuel Fernández.- Agustín de Eyzaguirre.- Doctor José Gabriel Tocornal.- Marcos Gallo.- Mateo Vergara.- Francisco Ruiz Tagle.- José Nicolás de La Cerda.- Doctor Juan José de Echeverría.- Fernando Errázuriz.- Juan José Goycolea.- Doctor Joaquín de Echeverría.- Estanislao Portales.- Javier Errázuriz.- José Miguel Infante, Diputado Secretario.
Así que en todo caso van a ser tomados presos dentro de poco. Carvajal: -Augusto, aquí están actualmente Flores con Puccio y con Barnabás Vergara.
Ya sabes que el Oficial del Consejo opina que me alcanzan los beneficios del artículo 10 del Convenio de Vergara; pues, aunque tu padre murió con anterioridad, consta que ya estaba de acuerdo con Maroto...
a tener que comer, que le asistía, con sujeción al artículo 10 del Convenio de Vergara, y, cuando ya no le quedó más que decir y comenzó a abanicarse en señal de tregua, apoderóse de la palabra el Marqués de los Tomillares y habló en los términos siguientes: (Pero bueno será que vaya también por separado su interesante relación, modelo de análisis expositivo que podrá figurar en la Sección Vigésima de sus obras: Cosas de mis parientes, amigos y servidores).
Yo soy doña Teresa Carrillo de Albornoz y Azpeitia, viuda del General carlista don Luis Gonzaga de Barbastro, convenido en Vergara...
En los mismos días de fechada esta carta al Libertador, - la coincidencia nos parece notable prueba del espíritu de hermandad americana – el ministro de Relaciones de Colombia firmaba en Angostura las instrucciones que extendió, de acuerdo con Bolivia, a los Comisionados en Londres Peñalver y Vergara y así se expresaba en el número 26: “ Si el General Artigas tuviera algún Agente en la Corte Británica, será tratado con la consideración que merece un Jefe irreconciliable con la tiranía española; se hará cuando sea posible por la reunión a las Provincias de Buenos Aires y por su reconciliación con el Director de ellas ”.