Valle de los Reyes

Reyes, Valle de los (Biban'al-Muluk)

 
Valle de Egipto, próximo a Tebas, donde se encuentran los hipogeos de las dinastías XVIII, XIX y XX.
Ejemplos ?
Es posible que la reina sea una de las misteriosas momias de la tumba KV21 en el Valle de los Reyes Las Reinas de Amarna Tutankamon Nefertiti Ajenatón
Era la personificación de la montaña que dominaba el poblado de Deir el-Medina, donde habitaba, situada junto al Valle de los Reyes, donde se encontraban las tumbas de los faraones del Imperio Nuevo.
1813: en Leipzig se produce el mayor enfrentamiento armado de todas las Guerras Napoleónicas, y la más importante derrota sufrida por Napoleón Bonaparte (batalla de Leipzig). 1817: en el Valle de los Reyes (Egipto) se descubre la tumba de Seti I.
Según estas últimas investigaciones, su muerte estuvo precedida de largos meses de intensos dolores y fiebres. Su tumba se encuentra en el Valle de los Reyes y está catalogada como KV20.
En ningún momento se creyó que ésta momia era tan importante como para retirarla del suelo de una tumba menor en el Valle de los Reyes ya que se encontró sin un ataúd y sin los tesoros que distinguían a los faraones, descubriéndose muchos años más tarde que era la momia de la reina faraón.
Zahi Hawass, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades en Egipto, aseguró que se trataba del descubrimiento arqueológico más importante desde el hallazgo de la tumba de Tutankamón, en 1922. Ambas momias fueron descubiertas en la tumba KV60 del Valle de los Reyes.
Zahi Hawass ordenó traer un escáner TAC (donado por Siemens) hasta el Valle de los Reyes, donde se tomaron imágenes de alta resolución de las momias guardadas en KV60.
Cuando muere Ramsés V, de una enfermedad infecciosa (viruela), se inició la construcción de su tumba, KV9, en el Valle de los Reyes, pero sería su tío, Ramsés VI, que le sucederá, quien la terminará en época de desórdenes, usurpádola.
Ramsés murió después de gobernar por un breve período de 16 meses y fue enterrado en el Valle de los Reyes; su tumba fue descubierta por Giovanni Belzoni en 1817 y se designó como KV16.
También fue un eficaz constructor y gracias a la ayuda de su visir y arquitecto, el eficiente Ineni, fue el fundador de la necrópolis real tebana, el Valle de los Reyes, donde sería enterrado junto a decenas de reyes posteriores.
La tumba nº 3 del Valle de los Reyes es un híbrido perfecto entre una tumba real y una tumba de noble, lo que indica la importancia que tuvo que tener este príncipe durante la época.
Emplazada en el norte del Valle de los Reyes, enfrente de KV2 y justo al lado de KV46 (se cree que durante su construcción se redescubrió esta última tumba, con la consiguiente entrada -esta vez fallida- de ladrones de tumbas), KV3 presenta el mismo perfil que el resto de tumbas de la época.