Tullerías

Tullerías (Tuileries)

 
hist. Antiguo palacio y residencia de los reyes de Francia, en París. Construido por encargo de Catalina de Médicis (1564). Fue residencia de los Bonaparte. En 1871, durante la Comuna de París, fue incendiado.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Entre sus pinturas pueden citarse Vistas de los Pirineos, El festín de las damas en el teatro de las Tullerías, Fortificaciones de Carcasona, etc.
El 12 de julio, la carga de un regimiento de caballería de Carlos Eugenio de Lorena, príncipe de Lambesc, contra una multitud reunida en los jardines de las Tullerías, provocaron la Toma de la Bastilla dos días después.
Al año siguiente dejó los estudios y expuso en los lugares más prestigiados de París, como los salones de Otoño, de las Tullerías y de los Independientes, durante los años 1930.
Durante este periodo, Marat fue criticado con frecuencia, así que tuvo que esconderse hasta la insurrección del 10 de agosto, cuando el Palacio de las Tullerías fue sitiado y la familia real fue protegida con la Asamblea legislativa.
A su regreso, el rey aparece a sí mismo a sus súbditos mediante una procesión por la ciudad. Este fijó su residencia en el Palacio de las Tullerías el mismo día.
255 Luis XVIII entró en París el 8 de julio recibido por una recepción bulliciosa: los jardines del palacio de las Tullerías estaban atestadas de transeúntes, y, de acuerdo con el duque de Wellington, la aclamación de la multitud era tan fuerte que esa noche no se podía conversar con el rey.
1856: en Madrid se coloca la primera piedra del Teatro de la Zarzuela. 1861: en las Tullerías, Pablo Sarasate da su primer concierto a los 17 años de edad, ante Napoleón III y su corte.
Allí, el Conde de Provenza y su esposa se hospedaron en el Palacio de Luxemburgo, mientras que el resto de la familia real se quedó en el Palacio de las Tullerías.
Su sobrina, la duquesa de Angulema, se desmayó al ver las Tullerías, donde había vivido durante la época de la Revolución Francesa.
En 1792 el pueblo continúa con la revolución, con el ataque a las Tullerías para capturar al rey, dando comienzo al periodo de la Convención.
Uno de ellos, Ange-Jacques Gabriel, propone retener una explanada simple de grava, sin función, sin dibujo, que se sitúa al cabo de jardín de las Tullerías, y que se llamaba «Explanada del Puente», en referencia a un puente de madera que salvaba entonces el foso que bordea la terraza de las Tullerías.
En París, los Campos Elíseos conservan su nombre de los Campos Elíseos, aplicado por primera vez a finales del siglo XVI a unos campos anteriormente rurales más allá de los jardines del parterre detrás del Palacio de las Tullerías.