Tregua de los Doce Años

Doce Años, Tregua de los

 
hist. Tregua entre España y las Provincias Unidas (1609-21), que ponía fin a la guerra sostenida en Flandes durante 42 años y reconocía el triunfo y la independencia de aquellas.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Con respecto a Holanda, se reanudaron las hostilidades con las Provincias Unidas al no prorrogarse la Tregua de los Doce Años, considerada ruinosa por la corte hispánica.
El cansancio económico y militar por un asedio tan largo llevaría a los dos bandos en conflicto a mantener una tregua tácita durante el invierno de 1604–1605, preludio de la tregua de los doce años firmada en 1609.
La Guerra de los Ochenta Años supuso la separación de los Países Bajos en un norte protestante y un sur que continuó fiel a la Monarquía Católica; su última fase (tras una Tregua de los doce años) se incluyó en un conflicto europeo generalizado: la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), iniciada como una renovación de los enfrentamientos católico-protestantes del Sacro Imperio Romano Germánico y que se complicó con la intervención de España, Francia y las monarquías escandinavas.
Después de la Tregua de los Doce Años que terminó en 1621, los holandeses trataron de apoderarse de las colonias portuguesas en África y América como parte del plan "Desseyn Groot".
Durante tres años siguieron las negociaciones, pero tras finalizar ese periodo, el 9 de abril de 1609, la tregua de los doce años se dio por concretada.
Los tratados de paz con Francia (1598) y con Inglaterra (1604) y el agotamiento por la guerra llevaron al establecimiento de la tregua de los doce años.
El rey Felipe III ya había estado enviando dinero para el ejército imperial, que totalizarían dos millones de florines al final de la revuelta, y también había permitido que los germanos reclutaran 6 mil valones a inicios de 1619; posteriormente España empezó a movilizar tropas desde el norte de Italia, pero la mayoría fueron a reforzar el Ejército de Flandes, ante la proximidad del fin de la tregua de los doce años.
Aunque los soldados del ejército español esperaban saquear la ciudad porque llevaban varios años de inactividad debido a la Tregua de los doce años con la república holandesa, que había comenzado en 1609, Ambrosio Spínola se lo prohibió y las tropas hispanas no llegaron a entrar en la ciudad.
El representante holandés, Johan van Oldenbarnevelt, ofreció suspender sólo el comercio con Occidente a cambio de la Tregua de los Doce Años.
Con el fin de la Tregua de los Doce Años en 1621, Holanda tenía las manos libres para volver a la guerra comercial contra España y Portugal.
Durante la Tregua de los Doce Años entre España y Portugal con la República de Holanda (1609-1621), el comercio holandés en la Costa de Oro se interrumpió.
Se reconoce la independencia de Holanda (tras ochenta años de guerra con el paréntesis de la tregua de los doce años concedida por Felipe III), como más tarde se reconocerá la de Portugal (1668).