Totila

Totila (Baduila)

 
(m. 552) Rey de los ostrogodos en Italia en 541-552. Reconquistó las principales ciudades de Italia venciendo a las tropas de Belisario.
Ejemplos ?
Tan pronto como Belisario regresó a Constantinopla, Totila recuperó casi todos los territorios que habían formado parte del Reino ostrogodo.
Gran parte de la ciudad resultó destruida; Totila se retiró a la ciudad, después de ser rechazado ante Roma, y reconstruyó la fortaleza.
l Tercer Sitio de Roma fue un asedio exitoso de la ciudad de Roma realizado por los ostrogodos liderados por Totila entre los años 549 y 550 d.
En 541 los ostrogodos habían elegido a Totila como nuevo rey, y se habían embarcado en una nueva campaña contra los bizantinos, recapturando todo el norte de Italia e incluso expulsando a los bizantinos de Roma.
Durante las dos guerras góticas es ocupada por los romanos de Belisario en el año 541 y a continuación saqueada y devastada por Totila en el 550 antes de ser reconquistada por los bizantinos guiados por Narsés.
Entre sus amigos había numerosos artistas plásticos, como los pintores, Abelardo Bustamente, Inés Puyó y María Tupper, así como otros pintores del Grupo Montparnasse (Camilo Mori, Pablo Burchard, Augusto Eguiluz y Anita Cortés); escultores como Samuel Román Rojas, Totila Albert y Laura Rodig; poetas como Pablo Neruda, Premio Nobel de literatura de 1971, Vicente Huidobro, el autor vanguardista responsable del movimiento llamado "creacionismo", y Nicanor Parra; escritores como los novelistas Marta Brunet, Augusto D'Halmar, Manuel Rojas y Mariano Latorre; músicos como Claudio Arrau, Acario Cotapos, Víctor Tevah y Rosita Renard; y científicos como el profesor Alejandro Lipschutz.
Para el tercer asedio, Totila procuró no cometer lo mismos errores del pasado. Primero intentó capturar Roma simplemente asaltando las murallas y agotando la pequeña guarnición romana de 3 000 hombres, pero fue en vano.
Totila, viendo que asaltar las murallas era algo ineficaz, decidió bloquear la ciudad y matar de hambre a los defensores, en lugar de perder más de sus propios soldados.
Totila sabía que el bloqueo podría tomar meses o años, pero estaba en una posición mucho mejor que en el anterior intento de asedio y decidió que era la mejor elección.
La segunda ocasión, ya en la segunda fase de la guerra, Totila decidió castigar a la ciudad por volver a levantar las fortalezas tras el saqueo que había realizado en el 546.
Después de que Belisario conquistara gran parte de Italia, incluyendo la capital de los ostrogodos, Rávena, estos designaron a Totila como su líder militar y político.
El comandante bizantino Diógenes había previsto la acción por lo que almacenó una gran cantidad de alimento y mejoró las murallas de la ciudad para prepararse de un bloqueo de larga duración. Totila, consciente del hambre y maltrato que sufrían los soldados romanos por parte de Justiniano, les propuso una elección.