Tomás de Torquemada

Torquemada, Tomás de

 
(1420-98) Religioso dominico e inquisidor general español. Logró la expulsión de los judíos con el afán de llegar a la absoluta unidad religiosa del país.
Ejemplos ?
Existían entre las dos versiones diferencias significativas, aunque ambas partían de un mismo proyecto elaborado por Tomás de Torquemada, inquisidor general de la Inquisición española establecida en 1478 para Castilla y en 1483 para Aragón.
Planteada como una sucesión de episodios vinculados entre sí dentro del argumento principal –el enfrentamiento entre la amoralidad sexual representada por Belzeba y la hipócrita represión encarnada por Torquemada-, por la serie desfilan diversos personajes perfilados con el estilo casi caricaturista de Angiolini. Tomás de Torquemada, inteligente, cruel, sádico, no duda en cometer todo tipo de atrocidades con tal de mantener y acrecentar su posición de poder dentro de la Corona española y de destruir a su principal oponente, la hija del Diablo.
Apegado al partido aragonesista, cuyo principal interlocutor en la Curia era el cardenal Rodrigo Borgia (futuro papa Alejandro VI), continuó como su antecesor impulsando la Inquisición en los reinos de Castilla y Aragón, nombrando en 1487 a Tomás de Torquemada como gran inquisidor de España.
as primeras representaciones de la actividad inquisitorial ilustran pasajes de la vida de santo Domingo de Guzmán, como el Auto de Fe presidido por Santo Domingo de Guzmán de Berruguete, procedente del convento de Santo Tomás de Ávila,fundación de fray Tomás de Torquemada; en el siglo XVII, cuando los autos públicos de fe se hicieron raros y era mucho el tiempo que pasaba entre uno y otro, el propio Consejo de la Suprema encargó ilustraciones de ellos, que dejasen constancia y fiel testimonio del acontecimiento, como sucedió con el celebrado en la Plaza Mayor de Madrid en 1680, cuya pintura se encargó a Francisco Rizi.
Nacida del vientre de una vaca –una bestia -, Belzeba es hija del Diablo, quien la envía a la Tierra para desbaratar los planes de Tomás de Torquemada, Inquisidor General de Castilla y Aragón durante el reinado de los Reyes Católicos.
Las primeras representaciones de la actividad inquisitorial ilustran pasajes de la vida de santo Domingo de Guzmán, como el Auto de Fe presidido por Santo Domingo de Guzmán de Pedro Berruguete, procedente del convento de Santo Tomás de Ávila, fundación de fray Tomás de Torquemada.
Inquisición - Inquisición española - Proceso inquisitorial Leyenda negra española Tomás de Torquemada Histoire de l'Inquisition en France Anticatolicismo Diego de Landa de Ricardo García Cárcel en de Pío Moa de Thomas F.
Los Reyes Católicos encargaron al inquisidor general Tomás de Torquemada y a sus colaboradores la redacción del decreto de expulsión fijándoles, según el historiador Luis Suárez, tres condiciones previas que quedarían reflejadas en el documento: que justificasen la expulsión imputando a los judíos dos delitos suficientemente graves —la usura y la herética pravedad —; que se diera un plazo suficiente para que los judíos pudieran elegir entre el bautismo o el exilio; y que los que se mantuvieran fieles a la Ley Mosaica pudieran disponer de sus bienes muebles e inmuebles, aunque con las salvedades establecidas por las leyes —no podrían sacar ni oro, ni plata, ni caballos...—.
En esta fecha habría vuelto a Toledo y, tras un periodo de silencio documental, se le vuelve a encontrar allí en 1494. Por encargo del inquisidor Tomás de Torquemada, realizó el retablo mayor del convento de Santo Tomás de Ávila.
ste artículo trata de Fray Juan de Torquemada, misionero de la Nueva España y no debe confundirse con el cardenal Juan de Torquemada (1388-1468) teólogo, escritor y tío del inquisidor Tomás de Torquemada (1420-1498) Fray Juan de Torquemada (Torquemada, ¿1557?-Ciudad de México, 1624) fue un eclesiástico franciscano e historiador español.
Los Reyes Católicos habían encargado precisamente al inquisidor general Tomás de Torquemada y a sus colaboradores la redacción del decreto fijándoles, según el historiador Luis Suárez, tres condiciones previas que quedarían reflejadas en el documento: que justificasen la expulsión imputando a los judíos dos delitos suficientemente graves —la usura y la herética pravedad —; que se diera un plazo suficiente para que los judíos pudieran elegir entre el bautismo o el exilio; y que los que se mantuvieran fieles a la Ley Mosaica pudieran disponer de sus bienes muebles e inmuebles, aunque con las salvedades establecidas por las leyes —no podrían sacar ni oro, ni plata, ni caballos...—.
El primer inquisidor oficial fue Pedro Moya de Contreras, quien estableció el “Tribunal de la Fe” en la Ciudad de México. Para esto, transfirió los principios de la inquisición establecidos por Tomás de Torquemada en España.