Tomás de Iriarte

Iriarte, Tomás de

 
(1750-91) Escritor español. Fueron muy conocidas sus traducciones del latín; cabe destacar el Arte poética de Horacio. Autor de obras teatrales, musicales y del poema La música (1779), debe su fama a las célebres Fábulas literarias (1782), entre ellas: El burro flautista, La mona, etc.
Ejemplos ?
En España, se denotó la influencia del clasicismo francés y los preceptos fijados por Boileau, destacando José Cadalso, Juan Meléndez Valdés y Gaspar Melchor de Jovellanos, así como los fabulistas Tomás de Iriarte y Félix María Samaniego.
Sufrió una profunda depresión que intentaron distraer sus amistades y contactos en los salones y círculos literarios madrileños, sobre todo la activa tertulia de la Fonda de San Sebastián, de la que eran asiduos sus amigos Nicolás Fernández de Moratín y Tomás de Iriarte.
Entre todos propugnan una estética clasicista que toma como modelos a los poetas franceses contra los poetas copleros casticistas e improvisadores de poemas de circunstancias que se siguen inspirando en el Arte poética de Rengifo, contra los poetas ilustrados cuyos temas son más elevados pero que incurren en prosaísmo, como Tomás de Iriarte o Cándido María Trigueros o contra los epígonos del gongorismo como Vicente García de la Huerta.
Consagró un especial interés a las obras de Cervantes, cuya biografía escribió y cuyas Complete Works of Cervantes (1901-1903) editó, así como el Don Quixote, en traducción de John Ormsby (1899-1900), Oxford Book of Spanish Verse (1913), Fabulas en verso de Samaniego (1917), Fabulas Literarias de Tomás de Iriarte (1917), Églogas de Garcilaso de la Vega y sus Poesías varias (1918) y Cambridge Readings in Spanish Literature (1920).
El ataque fracasó, pero la batalla se ganó porque otros coroneles como Tomás de Iriarte, Miguel Estanislao Soler y José María Paz, enmendaron los errores del general en jefe.
Ya posteriormente, en el llamado Siglo de las Luces (siglo XVIII) aparecen figuras relevantes de la Ilustración en Tenerife como José de Viera y Clavijo y Tomás de Iriarte.
Destacó con sus Fábulas, 1792, algunas de las cuales se inspiran en las de Tomás de Iriarte, y uno de sus poemas, Plaisir d'amour, se transformó en un aria célebre de ópera.
Cádiz era el punto de concentración de las fuerzas destinadas a América, lo que permitía a Arguibel tomar contacto con los oficiales españoles europeos liberales para influenciarlos o sobornarlos de manera de fomentar el descontento e impulsarlos a oponerse a las expediciones y por otro con los americanos, con el objeto de promover la causa y facilitarles el pase a América, como sucedería con el futuro general Tomás de Iriarte...
Presidencia de la República, 1980.: César Blás Pérez Colman, Historia de Entre Ríos: época colonial (1520-1810), 1936.: Instituto Teológico del Uruguay, La Iglesia en el Uruguay, 1978: Oscar R Tavani Pérez Colman, Ramírez y Artigas: Una nueva interpretación, 2007.: Orestes Araújo, Historia compendiada de la civilización uruguaya, 1906: Tomás de Iriarte, Enrique de Gandía, Memorias, 1944: Flavio A.García, En torno a un despacho de coronel español a favor de Artigas, en Boletín Histórico N° 65, Abril-Junio de 1955, Estado Mayor General del Ejército de la República Oriental del Uruguay, Montevideo, 1955.: ¨Hector Javier Ubillos Aldaya "Aclarando sobre la historia de Dolores" 2013
Los autores españoles de esta década, sin embargo, no escriben sobre estos arquetipos sino que se adentran en la fábula clásica, con las obras de Félix María Samaniego y Tomás de Iriarte.
Los "descamisados", como llamaba Tomás de Iriarte a los sectores populares que la apoyaron, gritaban en la plaza de la Victoria: "¡Viva la Religión!
34. Barcelona: Labor, 1977, 656 p. Tomás de Iriarte, El señorito mimado / La señorita malcriada (comedias). Edición, introducción y notas de Russell P.