Titón

Titón (Tithōnós)

 
mit. Príncipe troyano hijo de Laomedonte y esposo de la Aurora, que pidió a los dioses la inmortalidad para su marido.
Ejemplos ?
Sólo después que el sol su luz reparte cuando del lecho de Titón se ausenta y toda negra sombra desbarata, el rey de su partida se percata.
Cuenta con 4 aldeas y 16 caceríos que son: El Sitio El Titón El Jobo El Porvenir El Garrobo El Socorro El Salitrio La Laguna San Luis La Danta La Trinidad Las Marias Güiscoyol Las Victorias La Laguna La Estancia El Jobito El Almendro Las Marías Las Pinlas El Garrobo Las Delicias Sunzapote La Cincuya Potrerillos Las Mesetas Santa Elena Santa Eulalia La Mocha Los recursos naturales de Pasaco son la flora, la fauna y los las aguas.
Contempla de tu esposa, feliz Titón, la cándida hermosura; no permitas que parta presurosa, y con amantes lazos estréchala en tus brazos; nadie sus quejas alzará al Olimpo; que cuando asoma a la afligida tierra, su antorcha alumbra sólo rencor y llanto y dolo, y negro crimen, y sangrienta guerra.
Ya la naciente Aurora, abandonando el dorado lecho de Titón, inundaba la tierra de nueva luz, cuando vio la Reina desde la atalaya despuntar el alba y alejarse en orden la armada; vio también desierta la playa y el puerto sin remeros; y golpeándose tres y cuatro veces el hermoso pecho y mesándose el rubio cabello, "Oh, Júpiter!
ARQUITAS.– También murió el padre de Pelops, comensal de los dioses; Titón arrebatado a los cielos y Minos admitido a los consejos secretos de Jove; también habita en el Tártaro el hijo de Pantoís, que descendió por segunda vez al reino de las sombras, aunque demostrase con el escudo arrancado del templo su presencia en la guerra de Troya, y que sólo había concedído a la muerte su piel y sus nervios, según tu dictamen, escrutador profundo de la naturaleza y la verdad.
Sí, sábelo el Olimpo, que dejando la cama de Titón, va con el joven Céfalo a solazarse, y no se cura de que a la tarda luz el mundo invoque.
¿Ibas a creer que tu deshonra nos era desconocida? Yo quisiera que Titón pudiese hablar de tus pasos: entonces no habría mujer tan escandalosa en el cielo.
¡Y qué hermosa estaba cuando la vi y la toqué tan cerca como la túnica que roza su lindo cuerpo! A tan dulce contacto, el rey de Pilos hubiera podido rejuvenecerse, y Titón alcanzar fuerzas impropias de sus años.
La hija de Nereo; la esposa de Titón, lograron con sus lágrimas moverte a piedad; mira qué pueblos se conjuran, qué ciudades cierran sus puertas y afilan sus espadas contra mí y para la destrucción de los míos." Dijo, y con sus nevados brazos ciñe blandamente al esposo, que titubea al principio; mas luego de pronto siente en sí el acostumbrado ardor; un conocido fuego penetra en su médula y circula por sus reblandecidos huesos; no de otra suerte el relámpago, cuando estalla con el trueno, recorre en un momento los cielos con su vibrante lumbre.
Y si por entre el ñublo espeso opuesto, por partes diferentes descubriere, nacido el sol, sus rayos, o con gesto la aurora deslucido apareciere, del lecho de Titón, de flor compuesto; la hoja podrá mucho si pudiere las uvas defender, según saltando con el granizo el techo irá sonando.
Era la hora en que la Aurora lene había esparcido al sol su cabellera, medio luciente ya y aún medio umbroso, no sin mohína de Titón celoso.
el blando lecho de Titón hermoso la sonrosada aurora gallarda se lanzó: rauda traspasa, precursora del astro refulgente, los piélagos de Tetis, y a los campos llegó que riega el Betis.