Tirinto

Búsquedas relacionadas con Tirinto: Toronto

Tirinto (Tíryns)

 
Antigua c. griega de la Argólida, en el Peloponeso, al SE de Micenas. Fue poblada por los aqueos y destruida por los dorios (s. XII a C). Ruinas de murallas ciclópeas, tumbas con cúpula, palacio micénico, etc.
Ejemplos ?
Cuando involuntariamente mató a su hermano, abandonó Corinto y se dirigió como suplicante, para purificarse, a la ciudad de Tirinto, a la corte del rey Preto.
Esta civilización fue descubierta a finales del siglo XIX por Heinrich Schliemann quien hizo excavaciones en Micenas (1874) y Tirinto (1886).
Ífito pidió a Heracles ayuda para encontrarlas y éste accedió, pero no se llegaron a encontrar. Al cabo del tiempo, Ífito siguió las huellas dejadas por los animales hasta que llega a la ciudad donde vivía Heracles, Tirinto.
El rey de Tirinto se pone furioso creyendo verdadera la historia de Estenebea, pero no queriendo faltar a las sagradas leyes de la hospitalidad con la muerte directa de un huésped, encarga a Belerofonte llevar una carta sellada de recomendación, según dice, a su suegro el rey Ióbates (o Yóbates) de Licia, padre de Estenebea.
Megaron de Tirinto: Otro megaron famoso está en la gran sala de recepciones del Rey en el palacio de Tirinto, en cuyo salón principal había un trono adosado a la pared derecha y el espacio central estaba bordeado por cuatro columnas de madera de estilo minoico que daban soporte al techo.
Lugares como Micenas y Tirinto siguieron poblados pero ya de distinta manera; los palacios ya no serán reconstruidos, tampoco habrá más tablillas.
En otra tradición, él decidió hacerla pagar por su traición, por lo que fingió estar enamorado de ella y así la convenció de huir con él hacia Tirinto.
El sistema de propileo de dimensiones decrecientes, del exterior al interior del conjunto palatino, se encuentra también en Tirinto, mientras que una concepción planimétrica similar se repite en la Acrópolis de Atenas.
Sin embargo, no es posible precisar cuál era la extensión del territorio controlado por Micenas ni determinar si los otros principados estaban o no subordinados a ella. Incluso se discute si la cercana Tirinto era dependiente de Micenas.
Pasados unos años, encabezó una expedición de castigo de dieciocho naves, después de reclutar en Tirinto un ejército de voluntarios entre los que se encontraban Yolao, Telamón, Peleo, el argivo Ecles hijo de Antífates, y Deímaco el beocio.
Por otro lado, los aqueos o protohelenos se establecieron en la Argólida, donde construyeron las fortalezas de Tirinto y Micenas, de la que derivó el nombre micénica que se da a su elevada civilización, asimiladora de la cultura minoica.
Además, se construyó una serie de caminos cubiertos frente al muro, así como casas fortificadas al estilo de la fortificación de Tirinto, en la que las murallas son huecas y abovedadas, facilitando la circulación de las tropas.