Tirídates

Tirídates (Tiridátēs)

 
Nombre de varios reyes de los partos y de armenios.
Ejemplos ?
Sin embargo, fue repuesto por intervención de los escitas, y Tirídates tuvo que huir a Siria. Los romanos esperaban que Augusto pudiera vengar la derrota sufrida por Marco Licinio Craso en la Batalla de Carras, pero éste se contentó con un tratado en el que Fraates devolvió a los prisioneros y las águilas romanas.
Armenia, el primer país oficialmente cristiano del mundo (desde el año 301 cuando Gregorio el Iluminador convirtió al rey Tirídates III, se opuso fuertemente al abandono de su fe; el clero armenio respondió al rey Yazdegerd II con estas palabras: Los persas mandaron cerca de setecientos magos y sacerdotes para convertir a la población armenia, pero algunos arzobispos armenios incitaron a los armenios a hostilizar a los sacerdotes persas.
En el 235 a. C., un príncipe parno llamado Tirídates I se aventuró más al sur, conquistando el resto de Partia. El contraataque organizado por Seleuco acabó en desastre, y los parnos se hicieron así mismo con el control de Hircania.
No obstante, esta afiliación carece de validez ya que no tenemos evidencias arqueológicas ni numismáticas de Tirídates. Sin embargo si sabemos que Justino (41.5.7), principal fuente clásica de este periodo, identifica a Arsaces II como hijo y sucesor del primer rey parto, Arsaces I.
C.), nieto de Priapatios, confirmaría la relación familiar entre Arsaces I, Arsaces II y Priapatios a través de un hermano de Arsaces, posiblemente Tirídates mencionado por Flavio Arriano.
En otra línea, Justino (41.6.9) afirma que Arsaces I era bisabuelo de Mitrídates I (también hijo de Priapatios), si exceptuamos un error de traducción entre proavus y propatruus (bisabuelo/ tío abuelo), podríamos establecer varias relaciones: Priapatios podría ser hijo de un hijo de Tirídates y una hija de Arsaces I.
Priapatios pudo haberse casado con una nieta de Arsaces I. Por último, Priapatios podría haber sido nieto de Arsaces I y Tirídates, y casarse con una hija de Arsaces II.
A través de autores como Flavio Arriano y Zósimo fue aceptada durante años la existencia de un tal rey Tirídates (hermano y sucesor de Arsaces I), al que se le asociaba la paternidad de Arsaces II.
Tras la secesión de Partia respecto al Imperio seléucida y la resultante pérdida del apoyo militar seléucida, Andrágoras tuvo dificultad en mantener sus fronteras, y alrededor del año 238 a. C. - bajo el mando de «Arsaces y su hermano Tirídates». - los Parni invadieron.
C., la guerra civil estalló entre un tal Tirídates que se rebeló contra Fraates IV, probablemente con el apoyo de la nobleza que Fraates había perseguido previamente.
Narsés declaró la guerra a Roma en 295 o 296. Parece que primero invadió el oeste de Armenia, ocupando las tierras que fueron entregadas a Tirídates durante la paz de 287.
Tras la paz, Tirídates recuperó su trono y sus derechos dinásticos y Roma aseguró una amplia zona de influencia, lo cual permitió en décadas posteriores una amplia difusión del cristianismo siríaco desde el centro de Nisibis, y la cristianización posterior de Armenia.