Tierra Santa

Tierra Santa

 
bib. Los lugares de Palestina donde nació, vivió y murió Jesucristo.
Traducciones

Tierra Santa

Heiliges Land
Ejemplos ?
Los días han sido meses para ti. Cuando volví de Tierra Santa nadie supo decirme dónde estabas y todos te creíamos perdido. A causa de su alegría, Ubaldo no se dio cuenta de que su amigo temblaba cada vez más fuertemente a cada una de sus palabras.
Juez de los mundos, rey del firmamento, la ribera erial que holló tu planta, el río amargo cuyo curso lento bañó tu cuerpo, desde aquel momento fué dulce manantial, fué tierra santa.
11 Y uniránse muchas gentes á Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado á ti. 12 Y Jehová poseerá á Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún á Jerusalem.
-exclamarán las jóvenes generaciones americanas-. ¡A la tierra de nuestros abuelos, la tierra santa de nuestros recuerdos y nuestras fantasías!
Con larga mano Premia el ingenio y al saber ayuda, Ni ingenio ni saber en mí premiaste; Sólo el intenso amor irresistible, Que hacia las letras dirigió mis años, Y aquel amor más íntimo y potente A mi dulce Cantabria, tierra santa, La tierra de los montes y las olas, Donde ruego al Señor mis ojos cierre, Sonando, cual arrullo en mis oídos, Lento el rumor de su arenosa playa.
Mucho lo pensó el tío Juan Gómez antes de pagar un chocolate tan caro (que resultaba a diez mil doscientos cuarenta reales la libra); pero tenía tal seguridad en lo deltesoro (y a fe que no se equivocaba, según después veremos), que sacó de la faja ocho monedillas de a cuatro duros y se las entregó al abogado, quien las pesó una por una antes de guardárselas en el bolsillo; con lo que el tío Hormiga tomó la vuelta de Aldeire decidido a seguir excavando en la Torre del Moro, mientras tanto que enviaban el pergamino a Tierra Santa y volvía de allá traducido; diligencias en que, según el letrado, se tardaría cosa de año y medio.
-No, señor. Hace veinticinco años que estuve en la corte por primera y última vez. -¿Viene usted de Tierra Santa? -No, señor. No me da por ahí.
Aumentó é ilustró con muchas fundaciones de conventos, su orden, y adquirió para ella en la Tierra Santa los sagrados lugares de Jerusalen, el de Nazaret, el de Monte-Sión, los del Sepulcro y Monte-calvario y todos los demás lugares y casas que posee su seráfica religión en dicha tierra.
De marchar a Santiago peregrino al monte Sinaí, a Chipre, a Roma, a Tierra Santa, a aquel mariano Etino promesa cada cual solemne toma.
1901 Jerusalem: I Dalarne (“Jerusalén: En Dalecarlia”) Tomo I. Novela. 1902 Jerusalem : I Heliga Landet (“ Jerusalén: En Tierra Santa”) Tomo II. Novela.
Mas Moisés, temeroso, no osaba mirar. 33 Y le dijo el Señor: Quita los zapatos de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa.
Fueron sus padres don Manuel Riesco de la Vega y la señora María del Pilar Medina y Rodríguez. Mui jóven viajó por Europa y visitó la Tierra Santa.