Théophile Gautier

Búsquedas relacionadas con Théophile Gautier: Victor Hugo, Charles Baudelaire

Gautier, Théophile

 
(1811-72) Poeta, novelista y crítico francés. Pertenece a la segunda generación de escritores románticos. Su mejor obra poética es Esmaltes y camafeos. De su obra en prosa destacan las novelas La señorita de Maupin, 1835 y La novela de la momia (1858); el pintoresco Viaje a España y Las grotescas, crítica.
Ejemplos ?
Théodore de Banville Théophile Gautier Leconte de Lisle (jefe de filas del movimiento) Catulle Mendès Sully Prudhomme José Maria de Heredia François Coppée Léon Dierx Louis Ménard Charles Baudelaire Paul Verlaine Stéphane Mallarmé Jean Aicard Joseph Autran Auguste Barbier Émile Bergerat Émile Blémont Paul Bourget Philoxène Boyer Henri Cazalis Charles Cros Émile Deschamps Jules Forni Léon Grandet Arsène Houssaye Gabriel Vicaire Simbolismo Modernismo Literatura francesa Literatura hispanoamericana Esteticismo
Entre los primeros desarrollos resultan espectaculares los doce ángeles de Josef Hermann (1858) para la base de la cúpula de la catedral de San Isaac en San Petersburgo, Rusia (véase la fotografía A). Théophile Gautier en 1867 lo describió así: "Miden seis metros de altura, y se realizaron mediante galvanoplastia en cuatro piezas, cuyo ensamblaje resulta invisible.
Su obra influyó en la novela de Théophile Gautier Mademoiselle de Maupin, que tiene la primera descripción física del tipo que se asociaría a las lesbianas: «alta, ancha de hombros, estrecha de caderas y de inclinación atlética».
Figuraban allí poemas de Théophile Gautier, Leconte de Lisle, José María de Heredia, Théodore de Banville, Sully Prudhomme, Catulle Mendès y Albert Mérat, a los que se les agregaban nombres de otros poetas que la historia del arte no clasificaría como parnasianos, entre ellos Charles Baudelaire.
El hecho fantástico tiene resolución por medio de otro hecho fantástico que en vez de resolver el misterio lo que hace es complicar más lo inexplicable. Ejemplo: La muerta enamorada de Théophile Gautier.
Superada la fase más rigurosa del neoclasicimo y recuperándose en cierto grado la estabilidad política europea tras la Revolución y el fracaso final de Napoleón Bonaparte, en la década de 1830, el arte Rococó volvió a la escena a través de la literatura de Gérard de Nerval, Théophile Gautier y otros autores, desilusionados con excesivo énfasis, puesto que consideraban, en la concepción de que el arte siempre debe ser producido con un propósito cívico o didáctico, y que el mundo había llegado a ser dominado por una burguesía inculta y carente de gusto.
Más tarde, Théophile Gautier escribiría:: Me parece que Héctor Berlioz, con Victor Hugo y Eugène Delacroix, forman la Santísima Trinidad del arte romántico.
El verano se dedicó a un nuevo ciclo, esta vez dedicado al tema de los vampiros, en el que se emitieron No desperteis a los muertos de Johan Ludwig Tieck, El vampiro de John William Polidori, El viyi de Gogol y La muerta enamorada de Théophile Gautier.
Diversos autores visitaron España para experimentar por sí mismos ese «Oriente en Occidente», de entre los que se puede mencionar a Théophile Gautier, Próspero Mérimée, George Sand, George Borrow, conocido como «Jorgito el Inglés», Alfred de Musset, Alejandro Dumas padre, al que se ha atribuido la frase «África comienza en los Pirineos», Se puede ver una discusión sobre el tema en Alejandro Humboldt, Walter Scott y Rafaello Sabatini.
Personalidades que han frecuentado Dinard como estación balnearia: Judith Gautier, hija de Théophile Gautier y amiga de Victor Hugo.
Frente a ello, el simbolismo otorgó al arte y a la belleza una autonomía propia, sintetizada en la fórmula de Théophile Gautier «el arte por el arte» (L'art pour l'art), llegando incluso a hablarse de «religión estética».
No obstante, varias características parnasianas fueron acogidas, como su gusto por los juegos de palabras, la musicalidad en los versos y, más que nada, el lema de Théophile Gautier del arte por el arte.