Tesalia

Tesalia (Thessalía)

 
Región del E de Grecia, al S de Macedonia, entre el Epiro (O) y el mar Egeo (E); 14 037 km2 y 731 230 h. Cap., Járisa. Comprende cuatro nomos. Economía agropecuaria. Turismo.
Traducciones

Tesalia

SFThessaly
Ejemplos ?
Quizá no lo oirás, si no ofendes a nadie; pero al menor motivo de queja te dirían estas y otras mil cosas indignas de ti; vivirás esclavo y víctima de todos los demás hombres, porque ¿qué remedio te queda? Estarás en Tesalia entregado a perpetuos festines, como si sólo te hubiera atraído allí un generoso hospedaje.
30 A los cuales, una vez que cumplido el tiempo las anheladas luces llegaron, toda Tesalia la casa con su concurso frecuenta: se llena la regia de su alegre asistencia.
46 La grande Tesalia nos fue demostrada, y el Olimpo monte que en ella resede, el qual en altura las nuves exçede, Arcadia Corintio teniendo abraçada; e desde los Alpes vi ser levantada fasta las lindes del grant Oçeano Italia, la qual del pueblo romano Saturnia fue dicha en la era dorada.
¿No tengo hijos? ¿No sé que nos han desterrado de la Tesalia, y que carecemos de amigos? Después de resolver esto en mi ánimo, reconocí que era insensata en sufrir tan grandes males, y que sin razón me había encolerizado.
Su munificencia no se limitó aquí, sino que aspirando a la más elevada, gloria y reputación, encontrábase entonces en Tesalia con el exclusivo objeto de adquirir las fieras más hermosas y los gladiadores más reputados.
VII A MUNACIO PLANCO Unos ensalzan la ilustre Rodas, Mitilene, Éfeso o las murallas de Corinto, que bañan dos mares, o Tebas, insigne por Baco, y Delfos por Apolo, o el valle de Tempe, en la Tesalia.
Ya te oí, ¡oh joven desventurado y digno de consumirte en mejor llama, en qué peligrosos escollos navegas! ¿Qué dios, que hechicera o qué mago con los venenos de Tesalia podría romper tus lazos?
Esta piedad hacia su patria extraña más es digna de honor que cuanta guerra ganó César en África o España, o en Francia o en Tesalia o Inglaterra, Ni hubo de Octavio ni de Antonio hazaña que más que la del Doria aplauso encierra, pues justo es que su a loor doblegue y tuerza haber contra su patria usado fuerza.
Cuando Aristeo fué á llorar la pérdida de sus abejas en casa de su madre Cyrena, diosa del riachuelo Enipeo en Tesalia, primeramente se dividió el rio y formó dos montes de agua á derecha y á izquierda para recibirlo, segun la antigua usanza; despues de lo cual vió esas hermosas y grandes grutas por donde pasan todos los rios de la tierra; el Pó que baja del monte Viso en Piamonte y que atraviesa la Italia; el Taveron que viene del Apenino, el Faso que cae del Caucaso en el mar Negro, &c.
Pues qué, ¿no sostuve que si alguien quería holgarse con una sirvienta era sin duda porque había perdido el seso? El héroe de Tesalia se inflamó por la cautiva Briseida, y una sacerdotisa de Febo vióse amada por el rey de Micenas.
¡Ah!, me avergüenzo de mis años; soy un hombre joven todavía, y mi amiga no me encuentra ni hombre ni joven, y se alza del lecho como la casta sacerdotisa que ha de velar el fuego eterno de Vesta, o la hermana se aparta de su querido hermano, y eso que hace poco cumplí como bueno dos veces con la rubia Clide, tres con la blanca Pitho y otras tantas con Libas, y estrechado por las instancias de Corina, recuerdo que en una corta noche repetí nueve veces el asalto. ¿Entorpece mi cuerpo por ventura un veneno de Tesalia, o los ensalmos y las maléficas hierbas han hecho mi desgracia?
Cuando otro día amaneció y el Sol fue salido, yo me levanté con ansia y deseo de saber y conocer las cosas que son raras y maravillosas, pensando cómo estaba en aquella ciudad, que es en medio de Tesalia, adonde por todo el mundo es fama que hay muchos encantamientos de arte mágica; también consideraba aquella fábula de Aristómenes mi compañero, la cual había acontecido en esta ciudad.