Tardenoisiense

Tardenoisiense

 
prehist. Cultura prehistórica del Mesolítico caracterizada por pequeños útiles de sílex tallados geométricamente (4000 a C).
Ejemplos ?
En la última fase (epipaleolítico) están más intensamente relacionados con los habitantes del Levante ibérico (microlitismo geométrico de origen Tardenoisiense).
A éstas se unió posteriormente el Mesolítico/Epipaleolítico, gracias al descubrimiento del tardenoisiense por Gabriel de Mortillet, realizado entre 1885 y 1897.
Actualmente se discrimina entre grupos epipaleolíticos (aquellos que mantienen el modo de vida propio del Paleolítico, sin cambios sustanciales, como ocurre con el Aziliense, por ejemplo) y grupos mesolíticos (aquellos que muestran una tendencia propia a evolucionar hacia la sedentarización y otros rasgos propios de lo que luego será el Neolítico, como podría ser el caso del Tardenoisiense).
data el centro mesolítico maglemoisense de Star Carr, Yorkshire. La cultura tardenoisiense llegó más tarde. Eran cazadores y recolectores y los primeros conocían el hacha y los sistemas de tala.
Se ha dividido en dos facies con una cronología parecida: facies de Sant Gregori de Falset y facies de Les Mallaetes, que deben sus denominaciones a los yacimientos epónimos el geométrico, subdividido a su vez en facies tipo Filador y tipo Cocina, con abundantes microlitos de forma triangular y/o semicircular, primero, y trapezoidal después (este complejo ha sido identificado y denominado en Francia con los apelativos de sauveterriense y tardenoisiense).
En Tudela encontramos muy pocos restos provenientes del Mesolítico. De esta época data, por ejemplo, un tranchete tardenoisiense encontrado en el monte de Santa Quiteria.
Actualmente se discrimina entre culturas epipaleolíticas (aquellas que mantienen el modo de vida propio del Paleolítico, sin cambios sustanciales, como ocurre con el Aziliense, por ejemplo), de las denominadas culturas mesolíticas (aquéllas que muestran una tendencia a evolucionar hacia la sedentarización y otros rasgos propios de lo que luego será el Neolítico, tal es el caso del Tardenoisiense).
Los primeros indicios de ocupación del territorio de Suiza se remontan al Musteriense (a.C.) y a la aparición de varias piezas arqueológicas de culturas como Aziliense, Sauveterriense, Tardenoisiense, los principales vestigios datan de la era Neolítica junto con la aparición de la agricultura, milenio VI antes de Cristo.
Destacamos algunos ejemplos, en primer lugar la llamada «Hojita Dufour» (una pieza de hasta tres centímetros, finamente tallada con un perfil curvado cuyos retoques son marginales, abruptos y que caracteriza una determinada fase del Auriñaciense); la «hojita solutrense de dorso» (hojitas con un retoque abrupto muy pronunciado, de modo que son muy largas y estrechas y que, aunque raras, caracterizan ciertas fases del Solutrense); la «hojita de Ouchtata» (es parecida a las anteriores, con la salvedad de que el dorso retocado no es homogéneo, sino irregular, caracteriza cietas variedades del Epipaleolítico sahariano: el Iberomaurisiense) y la «Hojita de Montbani» (con un retoque lateral parcial e irregular, característica del Tardenoisiense italiano).