Selva Negra

Selva Negra (Schwarzwald)

 
Macizo montañoso del SO de Alemania, al E del Rin y frente a los Vosgos.
Traducciones

Selva Negra

Schwarzwald
Ejemplos ?
El análisis de Schaaf sobre “unos 200 años” de discusión sobre cuándo y dónde se fabricó el primer reloj cucú fue expuesto en su "Relojes de la Selva Negra" (Schwarzwalduhren) de 1995, facilitando su propia investigación, la cual le lleva a los primeros relojes de cuco en la región de Franconia y Baja Baviera (Alemania), en dirección a Bohemia (Región de la República Checa) que, según apunta, da credibilidad a la versión de Steyrer.
La ciudad se extiende a lo largo de 10 km del valle del río Enz, además hay barrios que se encuentran en los valles del río Nagold (Dillstein y Weissenstein) y Würm (Würm) y en altiplanicies pertenecientes a la Selva Negra (Sonnenhof, Büchenbronn, Huchenfeld y Hohenwart).
La familia Nestle tiene sus orígenes en el sur de Suabia, Alemania, predominantemente en la Selva Negra y Dornstetten, Freudenstadt, Mindersbach, Nagold y Sulz am Neckar.
Luego sigue con sus obras laudatorias, considerando a Napoleón casi como un dios. Entre estas obras tenemos El bardo de la Selva Negra (1806) y La Jerogamia de Creta.
Los primeros relojes cucú de la Selva Negra fueron elaborados entre 1740 y 1750 en pequeños talleres que hacían la maquinaria de madera.
Tuvo que pasar casi un siglo para que el reloj de cuco comenzara a fabricarse en la Selva Negra, donde ha permanecido hasta la actualidad como uno de sus productos más vendidos.
Si bien la idea de colocar un cuco autómata en un reloj no se originó en la Selva Negra, es preciso recalcar que el reloj cucú, tal como lo conocemos hoy, proviene de esta región localizada en el suroeste de Alemania, cuya tradición en la fabricación de relojes se inició a finales del siglo XVII.
El segundo también está relatado por otro sacerdote, Markus Fidelis Jäck, en un pasaje de su "Descripción de la Industria y Comercio de la Selva Negra" (Darstellungen aus der Industrie und des Verkehrs aus dem Schwarzwald), de 1810, quien comenta lo siguiente; “El reloj de cuco fue inventado (en 1730) por un maestro-relojero (Franz Anton Ketterer) de Schönwald (Selva Negra).
Los dos artesanos de Furtwangen se entusiasmaron tanto al verlo que compraron uno. Al traerlo a casa lo imitaron y mostraron el resultado a otros comerciantes de relojes de la Selva Negra.
Respecto a esta crónica, el historiador Adolf Kistner afirmaba en su libro "El reloj de la Selva Negra" (Die Schwarzwälder Uhr), publicado en 1927, que no existe ningún reloj cucú hecho en Bohemia que justifique la tesis de que este reloj sirviera de modelo para los de la Selva Negra.
Hacia mediados del siglo XIX y hasta la década de 1870, también se hicieron relojes de cuco en el tipo de reloj de la Selva Negra conocido como Rahmenuhr (reloj enmarcado).
La leyenda que asegura que el reloj cucú fue inventado por un relojero de la Selva Negra (Franz Anton Ketterer) en 1730 es repetida una y otra vez, pero no es cierta.