Segesta

Segesta (Égesta)

 
Antigua c. griega del NO de Sicilia, al S de la actual Castellammare.
Ejemplos ?
Sisak es el puerto de partida de los tours en Lonjsko Polje, parque natural del río Lonja. El club de fútbol local es el NK Segesta.
Selinunte, en el periodo clásico, fue un rico centro comercial de la Magna Grecia. Tuvo un conflicto permanente con Segesta, ciudad aliada de Atenas.
Cuestionado después de la derrota, Agatocles aseguró su dominio sobre la parte oriental de la isla, puso guarniciones en las ciudades sometidas, impuso tributos y castigó a los pueblos rebeldes como Segesta.
Los cartagineses, debilitados en Sicilia —Segesta había sido tomada y refundada por Agatocles y Selinunte se había aliado con el tirano— habían vuelto a ser dueños de África después de la salida del rey y ofrecieron un tratado de paz en el 306 a.
Parte de la historia de Neppure un rigo en cronaca de Gino y Michele es ambientada en la recién nacida Torre Velasca. Fiori Leonardo, Pizzon Massimo (a cura di), B.B.P.R. La Torre Velasca, Abitare Segesta, 1982. Piva Antonio (a cura di), B.B.P.R.
A continuación de este revés, el gobierno de Cartago reúne a sus tropas en Agrigento, pero los romanos, dirigidos por Claudio y por Manio Valerio Máximo, se apoderan de las ciudades de Segesta y Agrigento, después de un asedio de siete meses.
Al norte limita con el mar Tirreno, al este con los municipios Balestrate y Partinico, al sur con Camporeale y al oeste con Calatafimi Segesta y Castellammare del Golfo.
El templo de la montaña era reverenciado por los romanos y fue visitado por los diversos gobernadores romanos de Sicilia; se creó para el templo una guardia de honor formada por voluntarios de diversas ciudades, y diecisiete ciudades pagaban entre todas una cantidad al año para los adornos de la diosa; decayó al final de la República romana y los habitantes de Segesta pidieron la restauración a Tiberio, que se comprometió, pero que no lo llevó a término, y fue Claudio el que lo restauró uns años después.
Por indicaciones de Tucídides se supone que Érix y Segesta fueron ciudades de los sículos y en concreto de la tribu de los élimos (que los antiguos autores hacen descendientes de los troyanos).
Los siracusanos erigieron en el río un trofeo conmemorando la victoria, y se estableció un festival llamado Asinaria. Pocos años después aparecieron los cartagineses que venían en ayuda de Segesta atacada por Selinunte.
No parece que recibiera nunca una colonia griega pero sí es seguro que fue helenizada. Fue posiblemente aliada de Segesta y después de la expedición ateniense del 415 a.
Es mencionada más tarde como deshabitada; Plinio el Viejo la menciona como existente, pero probablemente es un error. El santuario dependía de Segesta que fue la ciudad que pidió al emperador Tiberio la restauración.