Saboya

Saboya (fr. Savoie, it. Savoia)

 
Región histórica del SE de Francia, que ocupa parte de los Alpes Occidentales, en la frontera de Suiza e Italia. Poblada por tribus celtas, fue ocupada en el 121 a C por los romanos. Posteriormente integrada en el Imperio carolingio y en el reino de Borgoña. Francesa desde 1860 y dividida en dos departamentos: Saboya y Alta Saboya.

Saboya (Savoie)

 
Departamento del SE de Francia, en la región de Ródano-Alpes; 6 028 km2 y 348 261 h. Cap., Chambéry.
Traducciones

Saboya

SFSavoy
Ejemplos ?
Salimos y almorzamos en un hotel que está en la Quinta Avenida. El Saboya, que usted debe conocer, porque allí van mucho los sudamericanos.
Por excepción a las disposiciones contenidas en el artículo 48, se establecerán por ley, durante un periodo no superior a un quinquenio desde la entrada en vigor de la Constitución, limitaciones temporales al derecho de voto y a la elegibilidad para los jefes responsables del régimen fascista. Los miembros y los descendientes de la Casa de Saboya no podrán ser electores ni ocupar cargos públicos ni puestos electivos.
Se prohíbe la entrada y la permanencia en elterritorio nacional a los ex-reyes de la Casa de Saboya, a sus cónyuges y a sus descendientes varones.
Leonardo Llegué a Italia, presenté al duque de Saboya el anillo que ella me dio y, en el acto, tuve lugar honroso en las filas del ejército.
Habiendo querido también el rey católico á ruegos de su Majestad británica, ceder el reino de Sicilia á su Alteza real Víctor Amadeo, duque de Saboya, y habiéndosele con efecto cedido en el tratado hecho hoy entre su Majestad católica y su Alteza real de Saboya, promete y ofrece su Majestad británica que procurará con todo cuidado que faltándolos herederos varones de la casa de Saboya, vuelva otra vez á la corona de España la posesión de dicho reino de Sicilia : y consiente ademas de esto su Majestad británica en que el referido reino no pueda enajenarse con ningún pretesto ni en modo alguno, ni darse á otro príncipe ni estado sino es al rey católico de España y á sus herederos y sucesores.
El tratado de paz hecho hoy entre su Majestad católica y su Alteza real el duque de Saboya se incluye y confirma especialmente en este tratado como parte esencial suya, del mismo modo que si estuviera inserto en él á la letra: declarando espresamente la señora reina de la Gran Bretaña que quiere quedar obligada á las estipulaciones de firmeza y garantía prometidas en él.
Y para llegar de una vez al sumo encarecimiento de las prerrogativas que la asisten, Dios, cuando Dios se retrató en el hombre, pues le sacó del ejemplar de su idea, imagen y semejanza suya; Dios, cuando hombre (no habiendo permitido que humano pincel le retratase, deslumbrando a esplendores a cuantos lo intentaron), porque el mundo no quedase sin tan gloriosa prenda, se retrató a sí mismo en el blanco cendal de la piadosa Verónica, y su misma Divinidad (que aunque bajó con el Alma al Limbo, quedó con el Cuerpo en el Sepulcro) se retrató en la Sábana Santa y Santo Sudario de Rostro, de que son fieles testigos Roma, Saboya...
el Duque de Saboya : lo que después de muchas conferencias tenidas entre los Ministros Plenipotenciarios de los Partidos guerreantes, ha sido en fin ejecutada en la forma siguiente, principalmente por los cuidados infatigables de los Ministros Plenipotenciarios de su Majestad Británica.
Persuadióle estando en esta Ciudad el Príncipe Eugenio de Saboya á que fuese á Viena, ofreciéndole ventajas capaces de seducir á otro que á Macanaz.
Schapper, natural de Weilburgo (Nassau), había militado en 1832, siendo estudiante de ciencias forestales en Giessen, en la conspiración organizada por Georg Büchner; el 3 de abril de 1833, tomó parte en el asalto contra la guardia del condestable en Francfort, huyó luego al extranjero y participó, en febrero de 1834, en la expedición de Mazzini contra Saboya.
Los bienes existentes en el territorio nacional de los ex-reyes de la Casa de Saboya, de sus cónyuges y de sus descendientes varones serán transferidos al Estado.
Y aunque el dicho Rey difunto haya mostrado tomar ocasión de indignación con el dicho duque de Saboya, porque inclinase a mi parte, y algunos años antes, y desde que el dicho Duque vino a heredar, el dicho Rey y su madre le habían movido la querella, y pasado tan adelante hasta desafiarle e intimarle guerra para ocupadle su Estado, como lo han hecho, y han declarado muchas veces el dicho Rey y los suyos expresamente, de manera que su fin ha sido siempre de abajar y oprimir al dicho Duque y tenerle sujeto, y añadir sus dichos Estados a Francia, y tener él camino abierto para tiranizar la Italia.