Rubén Darío

Darío, Rubén

 
(1867-1916) Seudónimo de Félix Rubén García Sarmiento, poeta nicaragüense. Se relacionó con miembros de la generación del 98. Mayor representante del Modernismo. Entre su producción más lograda cabe mencionar Prosas profanas (1896) y Cantos de vida y esperanza (1905).

Rubén Darío

 
V. Darío, Rubén.
Ejemplos ?
En memoria de Rubén Darío y donado por la República de Nicaragua a la ciudad en 1973, puede verse en la plaza de la Merced, frente a la iglesia de San Andrés, otro busto, obra del escultor Santiago de Santiago.
Plaza de Miranda. Plaza del Príncipe. Plaza del Dos de Mayo. Plaza de Las Brisas. Plaza de Rubén Darío. Torre Feygón. 16 plantas. 51,435 metros.
Tuvo fama de epicúreo, elegante y de buen gusto en su vida y en sus obras, y fue un literato muy admirado como ameno estilista y por su talento para delinear la psicología de sus personajes, en especial los femeninos; cultivó en ensayo, la crítica literaria, el relato corto, la novela, la historia (el volumen VI de la Historia general de España de Modesto Lafuente y algunos artículos) y la poesía; le declararon su admiración escritores como José Martínez Ruiz, Eugenio D'Ors y los modernistas (una crítica suya presentó a los españoles la verdadera dimensión y méritos de la obra de Rubén Darío).
Cronología de Arguedas en la edición de la Biblioteca Ayacucho de Raza de bronce, Caracas, 2006 Como diplomático fue segundo secretario de la Legación de Bolivia en París (1910), donde conocería a Rubén Darío y a Francisco García Calderón y tendría como jefe al expresidente Ismael Montes.
Se encuentra Simbolismo ya en los cubanos Julián del Casal y José Martí, en el colombiano José Asunción Silva, en el mexicano Manuel Gutiérrez Nájera y otros autores posrománticos americanos como el argentino Leopoldo Lugones,el uruguayo Julio Herrera y Reissig, Ricardo Jaimes Freyre, Amado Nervo, Salvador Díaz Mirón, Guillermo Valencia, o el peruano, José María Eguren; el nicaragüense Rubén Darío, gran introductor del Modernismo en España, lo asimiló y difundió.
Sobre esta situación laboral de Baroja gastaron bromas que le agradaban poco: «Es un escritor de mucha miga, Baroja» —dijo de él Rubén Darío a un periodista.
Roosevelt-Calle Rubén Darío, la Alameda Juan Pablo II, el Boulevard de los Héroes, Bulevar Venezuela, Autopista Sur (también conocida como Bulevar Los Próceres), Bulevar Constitución etc.
Siglo XX (1940), Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947), La poesía de Rubén Darío (1948, y las ediciones que preparó sobre Fray Luis de Granada y San Juan de la Cruz.
Permaneció en la capital francesa hasta 1903, compartiendo piso con Enrique Gómez Carrillo, Amado Nervo y Rubén Darío, y en la última etapa con el actor Ricardo Calvo, que también acogió en su apartamento a otros dos Machado, Antonio y Joaquín (que regresaba de su experiencia americana "enfermo, solitario y pobre").
El independiente Juan Ramón Jiménez también se hizo eco de la obra rosaliana, dedicándole todo tipo de elogios y considerándola como la predecesora de la revolución poética iniciada por Rubén Darío.
Lirio Franciscano, Ramón María del Valle Inclán. A San Francisco de Asís, Torquato Tasso. Los motivos del lobo, Rubén Darío. Relato del beso al leproso, Juana de Ibarbourou.
Siglo XX (1940). Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947). La poesía de Rubén Darío (1948). La responsabilidad del escritor.