Rivas

Búsquedas relacionadas con Rivas: Manuel Rivas

Rivas

 
Departamento del SO de Nicaragua, limítrofe con Costa Rica; 2 200 km2 y 149 800 h. Cap., la c. homónima (14 279 h). Comprende las islas de Ometepe y Zapatera.
Ejemplos ?
Guevara. Luis F. Lardizabal. Nazario Pineda II. Próspero Padilla Romero. Simón Reyes J. Pedro Rivas. Camilo R. Reina. J. M. Sarmiento.
Aparicio Valdivieso, Antonio E. Ortiz, Juan 15. Ugarte, Ezequiel González, A. Solís Rivas, Vicente A. Matamoros, Telésforo Pazmiño, Ignacio Rivera, A. B.
Graciela Larios Rivas, Secretaria.- Rúbricas." En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del Artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y para su debida publicación y observancia, expido el presente Decreto en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los seis días del mes de diciembre de dos mil cuatro.- Vicente Fox Quesada.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda.- Rúbrica.
Germán Chacón Bucheli y Alfredo Burbano Rivas, en calidad de Subsecretario de Saneamiento Ambiental y Obras Sanitarias y Director Ejecutivo, respectivamente; y por el Concejo el Prof.
Se aceptó la propuesta de José M. Rivas para establecer el alumbrado público de la cabecera del cantón: cincuenta y cinco faroles por el precio de seiscientos sucres.
Bórquez M., Rafael Retamal L., Luis Maldonado B., O. Ramírez M., V. Manuel Rivas del Canto, Enrique Correa Labra, R. Pica Urrutia.
Caracas, 31 de octubre de 1958 (Firmado) Por Unión Republicana Democrática, Jóvito Villalba. Ignacio Luis Arcaya. Manuel López Rivas. (Firmado) Por el Partido Social Cristiano Copei, Rafael Caldera.
Considerando de mi deber ponerme a su disposición y presentarle mis respetos hoy mismo me trasladé a su residencia -la casa de su cuñado el señor Rivas Cherif-, donde tuve el honor de conocerlo personalmente y saludarlo, en nombre de nuestro Gobierno y en el mío propio.
Sí señor; Máximo era uno de tantos, y para Blanquita componía poemas regionalistas al par que decadentes, cuentos de la montaña y hasta discursos en que salía a figurar aquello de la dura cerviz, del gran carácter, del hogar cristiano, de esta nuestra influencia antioqueña, avasalladora, definitiva en los destinos del mundo... Como se ha visto, el hogar de Alberto Rivas estaba en el cenit de la felicidad.
La de Rivas, culta y refinada si las hay, preparaba de acuerdo con las modistas, con las grandes cocineras de la ciudad, con floricultores y tapiceros, todos los refinamientos posibles en Medellín para la celebración de este cumpleaños.
desde hace nueve años y desde una tarde, dije, mirándola, para ver el efecto de las sugestiva frase que había estudiado desde el momento en que el astuto Rivas me contó su plan en el cuarto de fumar.
Desde entonces hasta la noche en que, viviendo, ya aquí, supe que usted se había casado con Rivas, no ha habido un solo día en que no piense en usted con la misma ternura.