Reino de Etruria

Etruria, Reino de

 
hist. Reino creado por Napoleón en 1801. En 1809 convirtió de nuevo el territorio en gran ducado.
Ejemplos ?
Tras la muerte de Pío VI en agosto de 1799, Labrador fue nombrado embajador en el Reino de Etruria creado por Napoleón Bonaparte, donde fueron entronizados los Borbón-Parma.
Stephen fue conquistada por los franceses y luego ir de nuevo bajo el dominio español en el mismo año, en 1707 fue conquistada por los austriacos, así como en todo el estado de Decanos, en 1737 se produjo la regla de los Borbones y durante este período se registró el demográfico importante primer con la presencia de muchas familias de Campania, la isla de Elba y la costa de Liguria. En 1801 se incorporó a la Reino de Etruria y en 1815 por el Tratado de Viena fue objeto de la Gran Ducado de Toscana.
Suprimido el Reino de Etruria en 1807, Labrador volvió a España. Durante la invasión francesa de 1808, Labrador rehusó colaborar con los franceses y se refugió en Cádiz, uniéndose a los liberales españoles que habían formado allí las Cortes de Cádiz, siendo designado ministro de Estado, aunque las ideas de Labrador eran bastante ajenas a las defendidas por las Cortes.
Entre la declaración de guerra a Portugal y el inicio efectivo de la misma, Godoy y el embajador francés Luciano Bonaparte firmaron el 21 de marzo de 1801 el Tratado de Aranjuez, que ampliaba el Tratado de San Ildefonso firmado por Urquijo en octubre del año anterior, por el que se aceptaba que el ducado de Parma pasara a Napoleón, compensando al duque Fernando I de Borbón-Parma con el Ducado de Toscana -cuyo soberano Fernando III, Gran Duque de Toscana se había visto obligado a abandonarlo, según el tratado de Lunéville firmado el 9 de febrero de 1801 entre Francia y el Sacro Imperio Romano Germánico—, reconvertido en el nuevo reino de Etruria.
Cuando los Médicis se extinguieron en su línea masculina en 1737, la Villa pasó a la casa de Lorena y, brevemente en los tiempos napoleónicos, al Reino de Etruria.
Napoleón, primer cónsul de Francia ofreció a la duquesa de Parma, hija de Carlos IV, el nuevo reino de Etruria como propiedad de la familia real española (Segundo Tratado de San Ildefonso, octubre de 1800); a cambio, España prometía la Luisiana a Francia y debía unir el destino de su flota al de la francesa, así como abrir las hostilidades con Portugal para obligarle a renunciar a la alianza inglesa.
En esta división también se incluyó la isla de Elba, situada en el mar de Liguria, cerca de las costas italianas, la cual compartían en aquel momento la Toscana y el Reino de Nápoles. Por este tratado, la parte toscana pasó a formar parte del nuevo Reino de Etruria.
En 1801, con la irrupción en Italia de Napoleón Bonaparte, y la creación del Reino de Etruria, el Estado de los Presidios desapareció definitivamente.
Malaspina partió para su localidad natal a través de Génova, asentándose finalmente en Pontremoli, a 10 km de Mulazzo, entonces parte del reino de Etruria.
En diciembre de ese año, el gobierno de la república le encargó la organización de la cuarentena entre la república y el reino de Etruria durante una epidemia de fiebre amarilla en Livorno.
En 1805 fue nombrado miembro del Consejo de Estado del napoleónico Reino de Italia (en el que se había transformado la República Italiana). En diciembre de 1806, se desplazó a la corte del reino de Etruria en Florencia, siendo admitido en la Sociedad Colombina.
El 5 de febrero de 1807, Carlos IV y Godoy comunicaban al ministro francés Talleyrand que dijese a Napoleón que la Corte española ponía a su disposición 14.000 hombres, incluidos los 6.000 que guarnecían el Reino de Etruria, proponiendo para el mando de aquella División al general O'Farril o a Castaños.