Regino Sáinz de la Maza

Sáinz de la Maza, Regino

 
(1896-1981) Guitarrista y compositor español. Fue profesor del Conservatorio de Madrid.
Ejemplos ?
Aun así, además del citado Szeryng, quien llegó a actuar seis veces en la Sociedad hasta finales de los años 50, visitaron Oviedo en estos iniciales años 40 artistas de la talla de los pianistas José Cubiles, Arturo Benedetti, y Nikita Magaloff, el violonchelista Maurice Maréchal, el guitarrista Regino Sáinz de la Maza y el violinista Gerhard Taschner quien tuvo que cambiar el programa acordado debido a la pérdida de sus partituras durante unos bombardeos en Berlín.
En Madrid entabló amistad con músicos y personajes importantes de la cultura del momento, como el también burgalés Regino Sáinz de la Maza o García Lorca entre otros.
Su música para guitarra Romancillo infantil y Sonata (1933) son obras escritas atendiendo las peticiones del guitarrista burgalés Regino Sáinz de la Maza, de quien era amigo desde 1924 y a quien están dedicadas.
Viene de una familia de artistas, nieto del guitarrista Regino Sáinz de la Maza (1896-1981) y biznieto de la escritora Concha Espina (1869-1955).
Regino Sáinz de la Maza y Ruiz (Burgos, 7 de septiembre de 1896 — Madrid, 26 de noviembre de 1981), fue un guitarrista español. Músico nacido en Burgos el 7 de septiembre de 1896 a las 18.30h en el nº 31 de la Plaza Mayor burgalesa.
También realiza bustos de personajes ilustres o destacados, tales como sus parientes artistas, el guitarrista Regino Sáinz de la Maza, su abuelo, y de la escritora Concha Espina, su bisabuela.
El solista fue el guitarrista Regino Sáinz de la Maza, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Barcelona dirigida por César Mendoza Lasalle, siendo el primer concierto para guitarra y orquesta de la historia de la música española del siglo XX.
En los momentos de estudio y gestación del artista como tal, las primeras obras expuestas y creadas en el periodo de ingreso en la Escuelas de Bellas Artes hasta 1933 van en la línea de las modernas tendencias figurativas del momento: Junto a una serie de austeros paisajes burgaleses –uno de ellos, de 1931, con la silueta de la Catedral al fondo, en la lejanía–, nos llaman la atención los graves retratos en grises –familiares u otros: recordemos, entre los segundos, el de José Luis Gutiérrez (1935), propiedad del Museo de Burgos, o el del guitarrista burgalés Regino Sáinz de la Maza–, en los que se insinúa a Vázquez Díaz y su poscubismo y a una cierta modernidad.