Prisciano

Prisciano (Priskianós)

 
(ss. V-VI) Gramático latino. Autor de Institutionum grammaticarum libri XVIII.
Ejemplos ?
La enseñanza filosófica estuvo basada en la escolástica; los Doctrinales de Prisciano; los Summulae Logicales de Pedro Hispano; y en los conceptos aristotélicos.
Durante la Edad Media, los textos de Donato y Prisciano fueron esenciales para la enseñanza del latín —la lengua oficial del Imperio Romano de Occidente y posteriormente de la Iglesia—, en que se basaba toda la educación y los estudios lingüísticos.
En la etapa conocida como Renacimiento carolingio, la obra de Prisciano cobró cada vez más importancia, hasta que se convirtió en la base erudita para la enseñanza de la gramática.
Esta poderosa construcción, que fundía asimismo la cultura humanística y por tanto la educación, determinaría el curso medieval, gramaticalizado y de poética retorizada, proceso que sólo alcanzará a desmembrarse tras el final de las corrientes tradicionalistas y dialécticas, por así decir enmarañadamente medievales, en virtud de la nueva visión de las Poetrias, ya emancipadas de la persistente pervivencia gramatical de Donato y Prisciano.
Desde los comienzos de la era cristiana apareció un gran número de gramáticas latinas. Las más importantes son la de Elio Donato y la de Prisciano.
A mostrar la importancia hay multitud de copias de amanuenses, sobrevivientes en las librerías de todo el mundo, datadas de antes de la invención de la impresión. Solo el gramático latino Prisciano está mejor atestiguado, con casi 900 copias de amunuenses todavía existentes.
A propósito del ablativo, dice Monlau: «Este caso de la declinación es exclusivamente propio del latín; ablatiuus proprius est romanorum, dice Prisciano; y le llamaron ablativo o quitativo, porque quita el valor de la preposición que va envuelta o comprendida en el dativo.
Leyendas posteriores afirman que fue hija de una patricia romana que fue invitada a participar en una procesión a Júpiter, mientras que sus cuatro hijos (Evaristo, Capronio, Prisciano y Fortunata) se negaron a hacerlo.
Por otro lado, la principal fuente de su Epistola ad Acircium sive liber de septenario, et de metris, aenigmatibus ac pedum regulis fue Prisciano.
Jerónimo, Prisciano y otros atribuyeron la obra a Cicerón (cuya obra De inventione era llamada Rhetorica prima, y la del Auctor ad Herennium, Rhetorica secunda), mientras los investigadores modernos apoyan las posibilidades de Lucio Elio Estilo, Marco Antonio Gnifo y Ateyo Pretextato como autores.
La denominación también se incluía en Institutiones Grammaticae, tratado de Prisciano, un gramático latino activo en Constantinopla hacia el año 500, que es citado por el propio Casiodoro.
Como cónsul se opuso a la introducción de la lex Cassia Tabellaria, propuesta por Lucio Casio, y se desprende de un escrito de Prisciano que también se pronunció en contra de la lex Aemilia, una ley suntuaria que Escauro propuso durante su consulado (115 a.