Ejemplos ?
No fue precisa la conocida declaración de La Habana de 1929 para que nuestro Uruguay, por su sola cuenta, formulase otra semejante en el Decreto que todos conocen del Presidente Viera de 17 de junio de 1917, sometiéndose en consecuencia a correr las contingencias de la Primera Guerra Mundial.
Durante la Primera Guerra Mundial, Truman desempeñó el cargo de un oficial de artillería, convirtiéndose en el único presidente que combatió en la Primera Guerra Mundial (su sucesor, Eisenhower estuvo entrenando equipos de artilleros en Pensilvania).
Por eso mismo, porque nunca y en ningún caso estaría yo dispuesto a acompañar causa alguna que supedite lo nuestro a lo ajeno, votaré en contra – de alma – la aprobación de este Convenio y, desde ahora, me resigno a pensar con Weigand, el gran Mariscal de Francia de la primera guerra mundial, que en el mundo político los hombres generalmente se preocupan de atender más que a su propio país a lo que quieran – o se supone desean – los directivos circundantes.
Él dijo: "Esta es la guerra que acabará con las guerras". Su sueño de paz después de la primera guerra mundial fue hecha añicos ante la dura realidad.
Análisis de la evolución española en el contexto internacional. El orden político y social en la primera mitad del XX: cambios y conflictos. Primera guerra mundial y nuevo mapa de Europa.
Esa tabla viene rodando en manuales importados desde los tiempos de Gómez, desde la Primera Guerra Mundial, por esos años, cuando las ametralladoras eran enfriadas por agua, y todavía nosotros hasta hace muy pocos años, estábamos estudiando esas tablas, como para la historia militar, perdiendo tiempo miserablemente en unos juegos de guerra imposibles, contra divisiones como si uno tuviera la posibilidad de comandar divisiones y ejércitos de operaciones.
a grandes aviones, y grandes aviadores y aviadoras, desde los primeros pilotos de la Primera Guerra Mundial, hasta los ases de la Segunda Guerra Mundial, a los audaces aviadores de Corea y Vietnam.
1917, Benedicto XV propone un plan de paz para la Primera Guerra Mundial, que es totalmente ignorado por la comunidad internacional.
El atentado de Sarajevo en el que fueron asesinados el archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa desencadenó el inicio de la Primera Guerra Mundial.
El X Congreso Universal de Esperanto, celebrado en París en 1914, reunió a casi 4000 personas. Todo este progreso, sin embargo, se vio frenado bruscamente en 1914 con el inicio de la Primera Guerra Mundial.
Italia, aliada del Imperio Alemán y Austrohúngaro en la Triple Alianza, en 1915 se unió a las fuerzas aliadas en la Primera Guerra Mundial, con la promesa de extender su territorio, con los terrenos de Carniola Interior, el litoral austriaco y Dalmacia, partes del Imperio otomano.
La situación empeoró tras la Primera Guerra Mundial, en la que murieron un gran número de escoceses, provenientes sobre todo de las Highlands o tierras altas, pero en especial después de la Segunda Guerra Mundial, tras la cual la situación económica de Escocia empeoró muy rápidamente con la desaparición de un gran número de industrias que ya no eran competitivas en el mercado internacional.